La ayuda del SEPE a los autónomos: así pueden cobrar el paro a la vez que trabajan


La situación de desempleo es la más complicada para un trabajador. Si cumple con los requisitos podrá cobrar el paro, una prestación contributiva que sirve como salvavidas para cubrirle económicamente en ese periodo sin sueldo hasta la búsqueda de un nuevo empleo. Una ayuda que, además, se puede mantener si este trabajador decide autoemplearse, es decir, hacerse autónomo.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) explica en su página web que un autónomo que se da de alta y estaba percibiendo el paro después de quedarse sin empleo tiene la opción de seguir cobrando la prestación durante los primeros meses de su nueva actividad como trabajador por cuenta propia.

Esta ayuda se concibe como un alivio para la situación económica del autónomo en esa primera etapa más susceptible de sufrir pérdidas por ser aquella en la que el negocio echa a andar y en la que, tradicionalmente, los ingresos tardan en llegar.

Para conseguirlo, el autónomo debe pedir compatibilizar el paro con su actividad en un plazo de 15 días desde el inicio de la misma. Si lo hace, podrá cobrar la prestación durante un periodo máximo de 270 días o, si es menor, durante el periodo que le quede. Solo se le descontará lo correspondiente a IRPF, pero no se le deducirá la cotización a la Seguridad Social.

El SEPE informa de que los autónomos que se den de alta como «socios o socias de sociedades laborales de nueva creación o socios trabajadores o socias trabajadoras de cooperativas de trabajo asociado de nueva creación» también tienen derecho a este beneficio, aunque si comienzan una actividad por cuenta ajena a tiempo parcial o completo dejarán de cobrar el paro inmediatamente.

Qué autónomos no pueden hacerlo

No es la única circunstancia en la que los autónomos perderían el derecho a cobrar el paro mientras realizan su actividad. El SEPE recoge una serie de incompatibilidades:

-Los autónomos que ingresen en una cooperativa de trabajo asociado de nueva creación o sociedad laboral de nueva creación sin darse de alta en la Seguridad Social.

-Los autónomos que se den de alta para incoporarse como socios o socias de una sociedad mercantil.

-Los autónomos que se den de alta y cuyo último empleo haya sido por cuenta propia.

-Los autónomos que ya se hubiesen beneficiado de este derecho en los 24 meses anteriores a la solicitud.

-Los autónomos que se hayan beneficiado del pago único del paro en los 24 meses anteriores a la solicitud.

-Los autónomos que al darse de alta firmen un contrato con el empleador o empleadora para quien hubiesen trabajado por cuenta ajena inmediatamente antes de la situación legal de desempleo, o con una empresa del mismo grupo empresarial.

comentarios0WhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin