Pdvsa elude sanciones con primera importación en 2021 de crudo ultraligero



El superpetrolero René de bandera panameña. Foto: FleetMon

 

 

La compañía petrolera estatal de Venezuela importó un componente clave necesario para lograr su objetivo de casi triplicar la producción de crudo, desafiando los esfuerzos de Estados Unidos para aislar el control del poder del régimen de Nicolás Maduro.

Por Lucia Kassai | Bloomberg.com

Traducción libre del inglés por lapatilla.com

El superpetrolero René está descargando un hidrocarburo conocido como condensado en el puerto venezolano de Jose, según un documento visto por Bloomberg. Es la primera importación de este tipo desde septiembre, cuando Petróleos de Venezuela recibió un cargamento de condensado iraní, que se necesita para adelgazar la naturaleza extragruesa del crudo criollo.

El origen de la carga a bordo del René sigue siendo un misterio porque el transpondedor del satélite del barco se ha apagado. El puerto de escala más reciente del petrolero de bandera panameña fue en Sri Lanka, según el documento.

Venezuela quiere impulsar la producción de petróleo a 1,5 millones de barriles por día para fines de este año, lo que sería casi tres veces la producción actual de 529.000. El propietario de las reservas de petróleo más grandes del mundo ha estado luchando por aumentar la producción bajo el peso de las sanciones, las averías de los equipos, la escasez de productos químicos cruciales y una crisis humanitaria que provocó una diáspora de 5,4 millones de personas.

Fuentes secundarias de la Opep.

El petróleo venezolano, similar al alquitrán, debe diluirse con elementos como el condensado, un tipo de petróleo ultraligero, para que pueda procesarse en refinerías. PDVSA depende de los suministros extranjeros de condensado porque la producción nacional se ha derrumbado.

“Los diluyentes ayudarán a PDVSA a sostener, si no aumentar, la producción de crudo extrapesado”, dijo Fernando Ferreira, director de riesgo geopolítico de Rapidan Energy.

Desde que Estados Unidos aumentó las sanciones contra el régimen chavista en enero de 2019, el país ha comprado petróleo a Irán y Nigeria.