Rosa Díez: «El 13J tiene que quedar claro que los españoles no van a indultar a Sánchez»


Madrid

Rosa Díez, veterana dirigente política, colaboradora en varias medios de comunicación, y persona implicada en las plataformas cívicas en defensa de las libertades y de la democracia española, como Unión 78, ha conversado con elEconomista de su última cita o compromiso: manifestarse en las calles de Madrid, concretamente en la Plaza de Colón el próximo 13J a las 12 de la mañana, en contra de los indultos que el Gobierno de Pedro Sánchez piensa rubricar en breve hacia los políticos independentistas que perpetraron una declaración de independencia de Cataluña, en 2017. Díez, como tantos otros, no se cree las palabras de Oriol Junqueras, porque en el fondo «dice lo que siempre ha dicho, y es que su prioridad es la amnistía, que volvería a hacer lo mismo, y que España es un estado con una policía represora». Así pues, en su opinión, si Sánchez acomete este indulto acabará cometiendo un delito.

¿Es casualidad que el mismo día que Junqueras da a entender que traga con la autodeterminación, Miquel Iceta adelante que la fecha de los indultos será inminente?

Forma parte de lo mismo. Está claro que hay una connivencia entre los golpistas y el Gobierno de España. Pero  resulta que tenemos un gobierno dirigido por un publicista (Iván Redondo). Ellos están entre la publicidad y la  propaganda. Resaltan en titulares lo que quieren titular, y luego los demás siguen detrás. Dicho esto, me parece terrible que las declaraciones del delincuente Junqueras supongan una modificación de su posición. Lo que ha dicho -en un artículo publicado en Ara- es que no entra a pedir el indulto al Gobierno. Tenemos que saber que los indultos están regulados por ley, y es al Gobierno al que hay que pedir el indulto, reuniendo las condiciones. Pues bien, lo que ha dicho Junqueras es que la amnistía es su prioridad para acabar con la persecución policial: Osea, que en su opinión hay persecución policial. Y a pesar de ello, ha añadido que hay gestos que pueden aliviar el conflicto y la represión en Cataluña. De manera que, en la línea de desjudicializar el conflicto, eso ayuda a recorrer el camino de la amnistía. Entonces, ¿qué ha cambiado? Nada. Lo que dice Junqueras es exactamente lo mismo que ha venido diciendo hasta el momento presente. Ahora, si le dan un caramelo, pues estupendo.

«Junqueras dice que la amnistía es la prioridad para acabar con la persecución policial»

Pero es cierto que en 2019 afirmó que no quería indultos ni de broma 

Sí, pero ahora no dice que no va a volver a intentarlo. Quiere la amnistía, que es un procedimiento para países donde no hay democracia.   

Se habla de indultos para la próxima semana o la siguiente

Eso será lo que diga el publicista. La cuestión grave es que Pedro Sánchez quiera amnistiar el delito cometido, porque indulta a los delincuentes. Y si indulta colectivamente, no individualmente, lo que está haciendo es dar una amnistía velada que no está prevista en la Constitución. En el fondo es lo mismo. Ahora, si Sánchez hace esto es que está de acuerdo con Junqueras, y valora lo que ha pasado como un delito político.

¿Ha podido ver la imagen de Pedro Sánchez en Barcelona dándole el puño a Pere Aragonés?

Se ve que hay buen rollito. Sánchez siempre tiene buen rollito con los enemigos de la democracia. Todavía no se le ha visto buen rollito con los defensores de la democracia. A esos defensores en primera línea, que además arriesgan la vida, como la Policía, en el centro de Barcelona, y a la que quieren echar. Y además quieren hacer allí un Memorial de Víctimas, como si la Policía fuera una represora. Y esto hasta el PSOE lo vota a favor; lo ha votado en el Ayuntamiento de Barcelona. Por tanto, los gestos de comprensión y de acercamiento nunca son con los constitucionalistas, los defensores de la democracia. Siempre son con los enemigos de la democracia. Le llaman gesto, pero es chantaje, porque es pagar el chantaje, pagar el peaje. Sánchez sale bien con qué votos sigue en La Moncloa.

«Sánchez siempre tiene buen rollito con los enemigos de la democracia»

Cuando ERC le quitó los votos, en la primera legislatura, entonces tuvo que convocar elecciones. Y ahora no quiere que se repita la historia. Sánchez sabe bien a quien le debe el colchón nuevo con el que duerme en Moncloa. Por eso está empeñado en pagar lo que haga falta. Y por eso paga con nuestros derechos, los derechos de los españoles, la igualdad ante la justicia. Es con eso con lo que paga, con la ley, la igualdad, la soberanía, que son los temas con los que negocia en esa Mesa de Barcelona. Por eso él, sus prescriptores y sus ministros, han decidido que se utilicen los indultos para arreglar un problema político. Es exactamente igual que la amnistía política tras la muerte de Franco.  

Y, ¿cree que puede haber alguna brecha con sus ministros? 

Vamos a ver. No falta mucho tiempo. Al final, la vida nos retrata. Vamos a ver qué hace la ministra de Defensa (Margarita Robles) en esta materia. Hasta el momento ha callado. Y no solo en los indultos, sino en otros atropellos brutales como la destitución de Pérez de los Cobos y la sentencia del tribunal que determina que fue ilegal. No se le ha oído hablar. Y es una magistrada. 

«Sánchez sabe a quién le debe el colchón nuevo por el que aún duerme en Moncloa»

¿La tecla internacional será determinante para medir las consecuencias de los indultos del procès?

Este Gobierno de Sánchez ya está bastante desprestigiado en el mundo y en Europa. No hay más que verlo. Cada vez que proponen colocar a alguien en algún foro internacional, para representar a España, cada vez que lo intentan se lo echan atrás. Hasta con Nadia Calviño, que parece la más introducida en ese mundo. Este Gobierno está teniendo muchas llamadas de atención. Nos han llamado la atención por las subvenciones al Plus Ultra; desde Europa nos han llamado la atención, pero seriamente al Gobierno, por su intento de transitar sobre los órganos de la justicia. Es decir, ya no están mirando. Sánchez tiene un Gobierno que se ha convertido en la anomalía en Europa, un gobierno social-comunista. Y, ¡ojo!, no es anómalo porque tengan a comunistas; en Portugal también tienen a comunistas dentro del Gobierno. Pero en Portugal, los comunistas defienden la democracia, y en el Gobierno de España defienden a Lenin. 

Con estos indultos, ¿Sánchez logrará blindar su Gobierno 31 meses más?

Bueno, esa es su pretensión. Pero lo que tiene que quedar claro el 13-J y después, es que los españoles no vamos a indultar a Sánchez. Sus ataques a la democracia van a tener consecuencias para él y para su poder, que es lo único que le importa. Pero, para defender la democracia, nos va a tener todas las veces que haga falta, enfrente.

comentariosforum0WhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin