el desconcierto inicial y el villano iluminado


Lo mínimo que se puede decir del comienzo del episodio “The Holding” (6×11) es que se trata de uno de los más desconcertantes, no solo de Fear the Walking Dead (Robert Kirkman y Dave Erickson, desde 2015), sino de toda la franquicia zombi. Uno piensa que no van a poder sorprenderle a estas alturas del apocalipsis, y se escama con absoluta franqueza por si el estándar de calidad que han establecido desde la cuarta temporada, situado por encima en la sexta, se derrumba de pronto.

Pero aquí, para nuestra satisfacción, aunque menos, todavía hay mucha tela que cortar y, con varios ingredientes por los que levantamos una ceja inquisitiva y que incluyen una seudovoz en off, ese plano secuencia que nos ofrecen en el prólogo de este capítulo no se lo salta un galgo. Ni el remate antes de los títulos, desde luego.

Parece obvio ahora que hemos dejado atrás de manera concluyente cualquier subtrama sobre los Pioneros de Lawton y Virginia (Colby Minifie) en Fear the Walking Dead, con el refrescante misterio del episodio “Handle with Care” (6×10) entre dos aguas. Pero, si lo que nos desconcierta se mantiene en las escenas posteriores, se le va sumando una inquietud bastante novedosa a lo Midsommar (Ari Aster, 2018), salvando las distancias.

Un clásico ‘cliffhanger’

AMC

Uno no recuerda nada semejante hasta el momento en ningún otro de los desarrollos dramáticos de The Walking Dead (Darabont y Angela Kang, desde 2010) y compañía. Pero el espectador sabe que de algo así no puede salir nada bueno. Sí para la aventura de la serie, claro, pero no para sus protagonistas, por muchos locos con los que se hayan visto las caras.

Como ya es una arraigada costumbre en la franquicia entera, la ocasión de profundizar en un personaje específico de Fear the Walking Dead como Wes (Colby Hollman), muy secundario hasta este episodio, se agradece, porque así no pasa sin pena ni gloria por esta ficción televisiva.