El robo a Rocío Quiroz, que terminó con su esposo demorado


La cantante tropical Rocío Quirozquedó en medio de un escándalo, junto a su futuro esposo, Eduardo, en una famosa cadena de farmacias. Es que la artista compartió en sus redes un video en el cual señalaba que le habían robado el teléfono a su pareja en una de las cajas de pago del local, y que los empleados del lugar se negaban a mostrarle las cámaras para descubrir al ladrón.

Lo peor del caso es que cuando Eduardo fue a hacer la denuncia por el teléfono robado, terminó siendo demorado porque tenía pedido de captura, por lo cual requirió la asistencia de un asesor legal.

Todo comenzó con el video de la cantante tropical en su cuenta de Instagram. Allí, ella y su pareja relataban que habían ido a una famosa cadena de farmacias y que luego de realizar una compra, se olvidaron un celular apoyado en el mostrador. A los pocos minutos, cuando se dieron cuenta, regresaron. Pero en el local los empleados les aseguraron que no habían visto nada.

Embed

Si bien Rocío comunicó que los empleados no querían darle a conocer el contenido de las cámaras, en realidad, el servicio de vigilancia está terciarizado, por lo cual las cintas debían ser pedidas a la sede central de la empresa, para que, en el lapso de unas dos horas, fueran enviados los videos.

Indignada con la situación, Quiroz expresó su furia a través de un video que compartió. «Estamos acá en una farmacia en pleno capital. Acá están las cámaras. Edu viene a comprar los pañales para Alma, que yo lo mando. Dejó el celular ahí (en el mostrador), se lo roban y nadie vio nada. Ahora estamos pidiendo las cámaras, porque el que robó acá debe seguir robando por el centro…», comenzó diciendo y continuó con su reclamo, acusando al encargado de la farmacia de haberla maltratado: «El dueño del local (es) un malhablado, porque es un maleducado. Nadie nos da una respuesta. En pleno Capital nos roban el celular como si nada. Nadie vio nada. Ahora, el que sacó el teléfono (mostrando la caja), lo sacó de acá arriba, tiene menos de 48 horas para devolverme el teléfono, porque tengo fotos de mi hija cuando apenas nació…».

«Este video va a circular por todos lados. Hago esta denuncia porque tengo una bronca… Me dicen que no me dan las cámaras porque tengo que hacer la denuncia, en semejante negocio. No me quieren mostrar las grabaciones. La que nos atendió no está, desapareció. Hicimos una compra de 7.000 pesos y no nos quieren mostrar las cámaras. Alejandro se llama el gerente y no está. Yo hago este vivo y lo guardo para que se comparta…», concluyó, muy enojada.

En Los ángeles de la mañana, Cinthia Fernández aseguró que habló con Rocío tras la situación que vivió y contó más detalles del hurto que sufrió la cantante.

«En el día de ayer fueron a una farmacia ubicada en Lavalle al 900. Hacen una compra… en el lugar de la caja hay un mostrador en donde apoya el celular. Paga y se olvida el celular. En ese transcurso en que ellos se van y se dan cuenta que les falta el móvil, se lo roban. Obviamente no fue el personal de la cadena, es una cadena muy conocida. Algún cliente se apropió de lo que no era de él».

La panelista también contó que habló con empleados del local, quienes aseguraron no haberse quedado con el celular y hasta se sintieron muy mal por el trato que recibieron de parte de Eduardo, pareja de Rocío: «Ellos tienen un protocolo que las cámaras no la pueden ver en el momento. Eduardo se quiso ir a las manos con el gerente del lugar. Cuando van a hacer la denuncia, dicen que le robaron el celular y acusaron a los empleados…».

Rocio-Quiroz.jpg

Finalmente se supo, horas más tarde, que tras revisar las cámaras de seguridad, allí se vio que una clienta se había llevado el celular. Por lo pronto, Rocío y su pareja no le pidieron disculpas a los empleados que habían acusado.

Y lo inaudito del caso es que Eduardo, cuando fue a hacer la denuncia, quedó demorado debido a que tenía antecedentes por «amenazas». Según explicó el propio demorado, el pedido de captura estaba relacionado a una causa por una pelea callejera, que ya había sido archivada. Tras aclarar su situación procesal, el hombre regresó a su casa.