Hijo de Alejandro Fernández lo puso a llorar en homenaje a Vicente Fernández


Todo ocurrió el fin de semana pasado cuando Alejandro Fernández dio el banderazo inicial de su gira ‘Hecho en México’, y sus presentaciones en el hotel ‘Grand Sierra Resort and Casino’ de Reno, Nevada y en Sacramento, California fueron todo un éxito.

El momento emotivo de la velada llegó cuando Alejandro dio unas palabras sobre que cuando se ama a alguien “se lo tienes que decir en el momento”, y luego se sentó a escuchar a su hijo que cantó una canción dedicada a los padres: ‘El tiempo no perdona’.

“Es una canción muy bonita. A ver si la puedo cantar, espero no se me vaya a quebrar la voz”, dijo Álex, aunque el que se quebró en llanto fue su papá por la letra de la canción.

Otro ingrediente que le dio más emoción al ‘show’ fue que, gracias a la tecnología, Vicente Fernández estuvo de manera virtual acompañándolos, lo que elevó aún más el sentimiento del ‘Potrillo’.

Lee También

De hecho, Alejandro y Álex cantaron un tema que frecuentemente interpretaba Vicente con su hijo: ‘Perdón’, y parte de ese momento lo publicó el joven en sus redes sociales. Allí también se ven imágenes de cuando aparece Vicente y el público comienza a corear su nombre: “Chente, Chente”.

“Mira pa’ @_vicentefdez. Siempre presente para tu gente”, escribió Alejandro en una de sus historias de Instagram, en donde publicó algunos de los mejores momentos de su concierto.

Tomado de Instagram Alejandro Fernández
Tomado de Instagram Alejandro Fernández

Vicente Fernández y la noticia falsa de su muerte que difundieron en redes

El llanto de Alejandro tiene que ver también con el delicado estado de salud de su padre, que lleva varios días hospitalizado luego de una cirugía para retirarle el respirador artificial.

El viernes pasado, Vicente Fernández Jr. salió a desmentir un rumor sobre el supuesto fallecimiento del cantante, ya que esa falsa información se expandió como pólvora en las redes sociales y fue tema de conversación durante todo el fin de semana.

Este es el momento en el que Alejandro llora en concierto.