MasterChef Celebrity: el accidente de Daniel Aráoz que casi termina en tragedia

Daniel Aráoz tratando de controlar el fuego.


Quedan diez participantes, casi la mitad de los que ingresaron a MasterChef Celebrity. Y, con el correr de las semanas, aquellos que tenían miedo a prender una hornalla comenzaron a tomar confianza y cada vez se animan a más. Aunque no siempre las cosas les salgan bien.

De entrada nomás, Daniel Aráoz aclaró que su fuerte no era la cocina, más allá del agasajo cómplice de fin de semana a los amigotes de la vida. Por eso, para él maniobrar varias sartenes al mismo tiempo, o dividirse en diferentes tipos de cocción puede ser más que un desafío. Casi, casi, un asunto de vida o muerte.

En el “miércoles de los mejores”, el actor entusiasmado por las buenas devoluciones quiso sorprender con unos porotos sarteneados con aceite, pero las proporciones le jugaron en contra y una llamarada surgió del utensilio hacia el techo del estudio. “Está loco, Daniel”, dijo asustada Candela Vetrano, que estaba en la estación de al lado.

Sin saber muy bien cómo controlar el fuego, Aráoz no tuvo mejor idea que soplarlo acercando su cara a las llamas, ante la desesperación de su compañera: “Siento que si lo sopla le va a volver peor”. Y sí, no es un método aconsejable, menos para un programa familiar.

A medida que el participante alejó la sartén del fuego, las llamas comenzaron a amainar y el accidente no pasó a mayores. “Acá lo dominamos. Esto lo aprendí en MasterChef Celebrity”, dijo después Daniel con tono de superado, pero nadie le creyó.

LA NACION

Más información