Selena, la serie | Christian Serratos vs. Jennifer López ¿Quién interpretó mejor a la entrañable Selena Quintanilla? | nczg | SALTAR-INTRO


Conforme a los criterios de

Saber más

En marzo se cumplieron los 25 años de la muerte de Selena Quintanilla, la Reina del Tex-Mex y la mítica cantante mexicoamericana que con su trágica desaparición se convirtió en un ícono de la música latina.

Con el anuncio del estreno de la segunda temporada de “Selena: la serie” en Netflix este 4 de mayo, protagonizada por Christian Serratos, se nos hizo imposible no recordar el papel que le valió a Jennifer López su salto a la fama mundial con la película “Selena” en 1997. Ambas producciones (con sus diferencias y coincidencias) abordan la niñez, el crecimiento, los primeros conciertos, su enamoramiento, éxito y traición de la joven cantante que fue asesinada por Yolanda Saldívar a los 23 años.

MIRA: Selena, la serie: Netflix lanza video musical de Amor Prohibido

Por un lado, tenemos a una joven J. Lo en busca del estrellato. Era 1997, solo habían pasado dos años del fallecimiento de Selena y la noticia todavía causaba dolor en sus seguidores, pero su parecido físico y el estudio de sus gestos hicieron de este filme biográfico fuera sumamente exitoso.

Y, por otro lado, está Christian Serratos conocida por su participación en series como “Manual de supervivencia escolar de Ned” y “The Walking Dead”, así como en la serie de películas de “Crepúsculo”. Ella protagoniza la serie de Netflix que fue cuestionada por la crítica pero que, aún así, logró altos niveles de popularidad en Estados Unidos y Latinoamérica.

JENNIFER LÓPEZ ANTES DE SER LA DIVA DEL BRONX

(Por Diana Gonzales)

Antes de convertirse en La Diva del Bronx, Jennifer López realizó el más importante papel de su carrera, el de la Reina del Tex-Mex, Selena Quintanilla (1970-1991). La ahora estrella musical y del cine conocida como J. Lo caracterizó en 1997 a la cantante mexicoamericana a tan solo dos años de su terrible asesinato en la película “Selena”, dirigida por Gregory Nava.

Su caracterización no pasó desapercibida. “Selena”, su primer protagónico, le valió la nominación a un Globo de Oro por su actuación. Jennifer López tenía 28 años y una carrera que estaba apunto de despegar gracias a este papel, el mismo que obtuvo tras convencer al director en una fuerte competencia donde una de las postulantes fue nada menos que la estrella Salma Hayek.

“Me dieron el papel por una razón y yo creo que era para aprender de ella, así que Selena siempre será una gran inspiración para mí y tuve mucha suerte de ser elegida para interpretarla. Como artista, esta película realmente fue una experiencia que recordaré por el resto de mi vida”, resaltó López en su cuenta de Instagram, a los 25 años del fallecimiento de Selena Quintanilla.

En aquella época, a finales de los noventa, el principal interés de López estaba en la actuación, mientras que el canto profesional era una habilidad que tomaría en serio tiempo después, según relata en sus entrevistas. Verla en el papel de Selena Quintanilla es confirmar que el destino jugó a su favor. Ambas nacieron y fueron criadas en Estados Unidos, eran de origen latino con poco dominio del español. Pero, más allá de estas coincidencias, Jennifer López se esforzó en estudiar y replicar los gestos, modulación de la voz y gesticulación de la cantante. Y lo logra. El parecido físico se apoya en el maquillaje, peinados y, especialmente, en su vestuario.

Selena Quintanilla fue nombrada "la artista latina más influyente y de mayores ventas de la década de 1990" por la revista Billboard. (Foto: EMI Music)
Selena Quintanilla fue nombrada «la artista latina más influyente y de mayores ventas de la década de 1990» por la revista Billboard. (Foto: EMI Music)

“Cuando me estaba preparando para el papel, la estudié incansablemente, cada paso, los movimientos de sus dedos, sus labios… su risa contagiosa… sus expresiones”, declaró Jennifer López en su cuenta de Instagram a los 24 años del estreno de la película. Y se puede comprobar al ver la película y comparar las escenas de los conciertos. De hecho, varios videos en YouTube resaltan estas coincidencias.

Los vestuarios de Jennifer López tienen un valor especial en la película, un aspecto esencial para lograr credibilidad de la historia biográfica que se desarrolla. La garantía y credibilidad de los detalles que se narran se encuentra en la producción ejecutiva llevada por el mismo padre de Selena, información valiosa para sus fanáticos.

El famoso bustier top con lentejuelas con el que Selena generó una moda y por el que sería llamada la Reina del Bustier, además de ser diseñado por ella en la vida real, aparece usado por Jennifer López como una manera de quemar el paso de la niñez y a la adultez. Los crop tops y el inolvidable jumpsuit morado que lució en el concierto en el Astrodome de Houston, ante más de 67 mil admiradores, refuerzan la fidelidad del filme frente a la verdadera historia de Selena.

Jennifer Lopez siente mucha admiración por Selena y le agradece a Dios por darle esa oportunidad de brillar (Foto: Warner Bros / AFP)
Jennifer Lopez siente mucha admiración por Selena y le agradece a Dios por darle esa oportunidad de brillar (Foto: Warner Bros / AFP)

Entre los principales temas que resalta el largometraje está el aspecto del idioma y el racismo, importante reconocerlo porque no se trata solo de la historia familiar o amorosa. Como se ve en “Selena”, una de las preocupaciones de Abraham Quintanilla, padre y manager de Selena, era el posible rechazo del público estadounidense a las canciones de Selena por su origen mexicano, por lo que durante su niñez solo cantó en inglés. Una vez en México, logró consolidar su carrera musical junto a sus hermanos, pues encontraron en el tex-mex y las letras en castellano, la fuente del éxito. Tras lograr el reconocimiento mexicano ingresan al mercado en inglés, lo que le permitió lanzar singles en ese idioma.

Otra característica que se puede apreciar a favor o en contra (depende de la óptica) es que Jennifer López no cantó las canciones de Selena para la película, al parecer porque el público todavía se encontraba herido por la reciente muerte de su ídola y podían tomarlo a mal. La que se escucha en los conciertos es la voz real de Selena con algunas modificaciones.

Calificación del autor: ★★★★

CHRISTIAN SERRATOS Y LOS INICIOS DE SELENA

(Por Pierina Denegri)

Disponible aquí

La plataforma de Netflix causó gran expectativa el año pasado con el anuncio de “Selena: La serie”, una producción que prometía mostrarnos la historia de la reina del tex-mex como no se había hecho antes. Claro, con la producción ejecutiva de Suzette y A.B. Quintanilla, hermanos de la cantante, se esperaba gran detalle en el personaje principal, pero la primera temporada decepcionó a más de uno.

Aquí entro en un conflicto como seguidora de Selena, porque la serie es una interesante y bien lograda base biográfica de la familia Quintanilla, pero no se le da el protagonismo que merece a la cantante. En el primer capítulo se da un brochazo sobre la difícil niñez de Selena, con la actuación de Madison Taylor Baez, y cómo su padre Abraham Quintanilla (Ricardo Chavira) ve en ella gran talento y trata de lograr el reconocimiento que cree merecer. En el mismo episodio nos presentan a Serratos interpretando la versión adolescente de la cantante, pero no logra convencer.

(Foto: Netflix)
(Foto: Netflix)

En las primeras actuaciones, se ve un intento de imitar a Selena algo forzado. Incluso en los momentos más íntimos de la familia, Serratos presenta a una adolescente con un optimismo que se ve algo falso. En los siguientes episodios, se apuesta por mostrar las transformaciones que sufrió el grupo Selena y los Dinos: el cambio de integrantes, su primer disco de oro, el aprendizaje por el que pasó Selena para cantar en español. El único momento de tensión bien logrado fue el camino como compositor y productor de A. B. (Gabriel Chavarría), quien tenía que balancear su vida en el espectáculo y su vida familiar.

Selena Quintanilla ofrecía un espectáculo completo. Una voz increíble, una vestimenta que realzaba su figura y marcaba su estilo y unos movimientos de baile que capturaban a cualquiera. Ahora, esto fue difícil de lograr para Serratos y se notó. La actriz tuvo que hacer un playback con la voz de Selena y siento que faltó práctica. En la primera parte del capítulo 1, se ve una versión adulta de la cantante y se nota que no logra vocalizar el español bien. Pueden decir que es un comentario un poco exagerado, pero cortar la fantasía de ver a Selena en el escenario es algo que no se perdona.

(Foto: Netflix)
(Foto: Netflix)

Uno de los aspectos positivos que tuvo la serie fue la vestimenta. El brillo, las tachuelas, las rosas, el cuero y todo lo que esperábamos ver de una Selena en sus primeros tiempos, se logró. Claro, hay que tener en cuenta que en la primera parte de la serie no se muestran looks icónicos como el que usó en el Astrodome o en el videoclip de “Amor Prohibido”, pero no faltaron los bustiers, las botas, los pantalones de tiro alto y los cambios de look en su cabello.

Uno de los puntos más importantes al momento de homenajear a la cantante es tomar en cuenta la presencia escénica que tenía. El sabor de la cumbia y la elegancia y seducción del flamenco se combinaban en la reina del tex-mex y era imposible dejar de mirarla. Cada paso de baile, movimiento de manos y mirada te invitaban a disfrutar. Esto se vio, pero en menor escala, en la actuación de Serratos, como si fuese demasiado tímida para brillar como la misma Selena. Así que este punto se lo damos a J. Lo, quien logró capturar mejor la potencia de Quintanilla en el escenario.

(Foto: Sara Khalid / Netflix)
(Foto: Sara Khalid / Netflix)

Ahora, estamos a puertas de que se estrene la temporada 2 de la producción y el tráiler ofrece una mirada a los momentos más conocidos e impactantes de la vida de Selena. Aquí veremos su transición como solista, la grabación de su deseado disco en inglés, la complicada relación con su esposo y, por supuesto, la aparición de Yolanda Saldívar, quien llega a manejar el club de fans de la cantante.

Como dice la misma Serratos “la temporada uno fue emocionante porque la gente recibió una clase de historia”, pero ahora esperamos ver a la Selena que supo brillar y quedarse en el recuerdo de todos. Y, por supuesto, esperemos que la actriz logre una actuación que pueda impactarnos.

“Selena: La serie” nos permite conocer a la familia Quintanilla, sobre todo al patriarca, de una forma íntima y, aunque tenga problemas con la trama, se deja disfrutar fácilmente. Es una antesala medianamente interesante para lo que se viene.

Calificación del autor: ★★ 1/2

MÁS EN SALTAR INTRO:

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR


Sigue a El Comercio en

Google

News

NO TE PIERDAS

Contenido de El Comercio Perú