«Todavía no le dieron la segunda dosis de la Sputnik»


Hace unas horas se encendió una luz de alarma con respecto al estado de salud de Pinky (85) cuando el periodista Juan Etchegoyen informó que Lidia Satragno atravesaba un momento muy complicado.

“Hay mucha preocupación por estas horas. El viernes hablé con Raúl Lavié y en un momento le pregunté por Pinky y sorprendió con su relato e información. Me puse a averiguar después de lo que contó el cantante en este programa”, manifestó el conductor de Mitre Live.

“Hablé con una persona muy cercana a la familia y me ratifica la información. Seguí investigando y lo que me dicen es que la pandemia agravó su estado de salud. Se está haciendo daño a ella misma me dicen por esta situación que te estoy contando. Ya pasaron más de dos años de la última vez que la vimos en la televisión”, agregó el periodista.


Cacho Fontana y Pinky fueron homenajeados en el Martín Fierro 2018 de radio.

La preocupación de Raúl Lavié

Ella no está bien, se ha entregado. A mi me da mucha pena, no lástima. Lo que ha significado para la sociedad y la historia del espectáculo, Pinky. Es tan grande su inteligencia y belleza, y que se haya abandonado y que no quiera ver al aire libre y a la gente. Me duele muchísimo porque no se merecía ella esto”, expresó el Raúl Lavié, ex pareja de Lidia Satragno.

Raúl Lavié se refirió al estado de salud de Pinky y generó incertidumbre.

Raúl Lavié se refirió al estado de salud de Pinky y generó incertidumbre.

El cantante además agregó que: “Tendría que vivir rodeada de gloria, amada y recordada. Miremos por ejemplo a Mirtha Legrand. Con todo su talento y su inteligencia, está perdida en un rincón de su casa. Es lo que me da pena eso porque la misma familia sufre. Leíto estaba muy triste por ver a su madre en esas condiciones. Son un montón de cosas juntas. No se merecía este ostracismo”.

La palabra de Gastón Satragno

Con la amabilidad que lo caracteriza, Gastón Satragno, hijo de Pinky y Raúl Lavié respondió a la consulta de Clarín para conocer cómo está de salud su madre. 

«Mamá está bien. Obviamente que como le pasó a la gran mayoría de la gente mayor la pandemia le hizo mal, sin dudas. La preocupación de mi papá es genuina, pero ella está bien, pese a todo. Tiene problemas físicos pero por suerte gracias a Dios está muy lúcida todavía, pese a todo. Muchos de los problemas que ella tenía han sido resueltos».

Gastón Satragno habló en exclusiva con Clarín sobre la salud de su madre. Instagram

Gastón Satragno habló en exclusiva con Clarín sobre la salud de su madre. Instagram

«Aprovecho esta ocasión y asumo esta responsabilidad porque soy hijo de Pinky y de Raúl Lavié y he tenido una vida especial por eso. Y viendo las situaciones que tuvimos que afrontar tanto mi mamá como mi familia por la situación de ella, es muy preocupante y me parece que es una buena ocasión para hacerle ver a la gente lo que pasa en la pandemia con los ancianos en general«, reflexionó. 

«Primero quiero dejarlos tranquilos de que mi mamá está bien y va a estar mucho mejor. Gracias a Dios pude resolver su problema. Pero ella me tuvo a mí y tuvo el apoyo de toda la familia, incluyendo a mi padre, a mis hermanas, a mis sobrinos y a mi hermano en su momento». 

«Pero la verdad es que la sociedad argentina deja a sus ancianos en una situación muy precaria, en un desamparo total. No podés contar con el Estado. Sólo podés contar con lo que cada uno pudo generar o con la gente que te pueda asistir y eso es muy terrible. Eso se agudizó con la pandemia».

«Es lógico que una persona mayor se deteriore si no tiene ningún tipo de asistencia. Durante los primeros cuatro meses de la pandemia a mi mamá la cuidé yo solo y no estoy capacitado para eso, aunque hice lo mejor que pude», se sinceró Gastón.

«Me parece que entre tanta pavada que se habla, habría que tratar los temas importantes como el estado en que los ancianos llegan al final de su vida. Es muy indigno y muy triste. Por eso aprovecho esta ocasión para instalar este tema», sugirió.

«Ahí tenés lo que es este país. Ella tiene una sola dosis de Sputnik y todavía no recibió la segunda. Hace meses le dieron la vacuna. Y no sólo eso. Ella está en cama y viviendo en Palermo la tuvimos que trasladar hasta Devoto para que la vacunen», sorprendió con su comentario.

Acerca de si está lúcida, Gastón aclaró que «Ella está en su casa conmigo, conciente de la realidad y mira la televisión. Nos hicimos un picnic con las elecciones el domingo pasado. Le encanta mirar programas periodísticos como el de Luis Novaresio y Nelson Castro por ejemplo. Está lúcida y recibe visitas en casa como Rodolfo Terragno cuando estuvo en la ciudad. Marcelo Araujo también viene seguido además de su hermana Raquel y mis sobrinos. Obviamente tomamos todos los recaudos hasta que no le den la segunda dosis, lo cual me parece una vergüenza«.

Ante la repregunta de por qué Pinky todavía no recibió la segunda dosis, aclaró que «Tuve que atender muchos frentes en este último tiempo con la salud de mi madre. Cuando dijeron que se podía dar una segunda dosis de otra vacuna que no sea Sputnik lo intenté, pero por lo visto llegué tarde. Es increíble, pero esto le paso a varias personas que conozco con edades cercanas a las de mi mamá«.

«Nunca tuve explicación de por qué no le dieron la segunda dosis. Se me complica llevarla a un centro para ver si la vacunan sin turno porque hay que hacer todo un operativo para trasladarla, ya que se le complica moverse. Me parece que lo que correspondería en un caso así es que vengan a su casa a darle la vacuna«, cerró Gastón, con sentido común y esperanzado de resolver el tema.

DR