Amancio Ortega tiene inmuebles por valor de 3.275 millones en el Reino Unido | Economía


Imagen del edificio The Post Building de Londres, adquirido por Pontegadea en 2019.

La filial británica de Pontegadea, la empresa con la que el fundador de Zara Amancio Ortega gestiona sus inversiones personales, terminó el año pasado con activos en el Reino Unido por valor de 2.824 millones de libras (3.275 millones de euros). Según reconoce la compañía en sus cuentas anuales, esa es la valoración que una firma independiente hizo de sus edificios y terrenos en el país el pasado 30 de septiembre. El valor solo mejoró así en unos 40 millones de libras (un 1,4%) con respecto a 2019 (cuando se estimaban los activos en 2.784 millones de libras), pese a que Pontegadea UK señala que compró una nueva propiedad por casi 190 millones de libras el año pasado, un ejercicio marcado por la pandemia de covid-19 y por la materialización del Brexit.

Más información

Sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, los directores de la inmobiliaria señalan en las cuentas no sentir especial preocupación. El Brexit, aseguran, “no debería tener un impacto significativo en las operaciones de la compañía”, aunque añaden que “monitorizarán” los nuevos acuerdos comerciales que puedan surgir entre la UE y el Reino Unido y su posible efecto. Sí lo tuvo, en todo caso, sobre la estructura de negocio, ya que la filial británica tiene ahora como sociedad dominante en España a una firma de nueva creación llamada Pontegadea GB 2020. Eso forzó que el pasado septiembre salieran del cuadro de directores Pontegadea Inversiones, la matriz del family office del hombre más rico de España, y Pontegadea Inmobiliaria. En su lugar entraron como directores José Arnau Sierra, quien también es accionista y consejero dominical de Inditex, y la sociedad luxemburguesa Hills Place.

Respecto a la covid, la memoria anual de Pontegadea UK señala que “no ha tenido especial impacto”, aunque entre los riesgos inherentes a la compañía, que obtiene la mayoría de sus ingresos del arrendamiento de inmuebles, figura “una falta de demanda por parte de los arrendatarios que afecte a las rentas de las propiedades comerciales y el nivel de ocupación”. Es decir, que por la menor actividad comercial, se queden locales vacíos. “La remisión de la pandemia de covid-19 que se espera en 2021 permitirá que la demanda de espacios de alquiler recupere los niveles previos a la crisis sanitaria”, añaden las cuentas.

Casi 105 millones en rentas

La filial británica señala que el año pasado ingresó por rentas de alquiler 90,7 millones de libras (casi 105 millones de euros), frente a 73,4 millones en 2019. Es un 24% más, aunque hay que tener en cuenta que la filial británica de inversiones inmobiliarias de Ortega también tenía más activos para arrendar. A finales de 2019 hizo una de sus mayores inversiones al hacerse con The Post, un edificio de oficinas en el centro de Londres por el que pagó más de 700 millones de euros.

La pandemia sí se hizo sentir en las expectativas de rentas futuras: en el siguiente año a la formulación de las cuentas, Pontegadea UK declaraba tener arrendamientos firmados por 70 millones de libras, frente a los más de 73 millones que preveía el año previo. También los importes a recibir por alquileres a largo plazo, a más de cinco años, retroceden respecto a 2019 (de 645 a 624 millones). Pero el mejor comportamiento de los contratos entre los 2 y los 5 años elevan ligeramente el total de expectativas, que pasaron de 1.016 millones a 1.032 millones.

La facturación total de la compañía (sumando a los ingresos por rentas los que se produjeron por otros conceptos) se elevó en el pasado ejercicio a 102,1 millones de libras, un 15,5% más que en 2019. También crecieron el beneficio operativo (+9,7%), que pasó de 59,4 millones de libras a 65,2 millones, y el beneficio tras el pago de impuestos, que aumentó un 5,7% hasta los 48,1 millones de libras. La empresa tenía el año pasado siete empleados y un coste en personal de unas 700.000 libras. Las cuentas especifican que en estas cifras no se incluye a los directores, cuyas remuneraciones pagan otras compañías de Ortega.

Pontegadea es el family office que gestiona las inversiones personales de Amancio Ortega, cuyos ingresos principales proceden de su posición como accionista mayoritario del grupo textil Inditex (Zara, Massimo Dutti, Pull&Bear, Bershka…). Una parte muy importante de las inversiones se enfocan en el sector inmobiliario, hacia edificios de oficinas o comerciales. A través de la sociedad principal en España y filiales en varios países, Ortega, cuya fortuna supera los 65.000 millones de euros según estimaciones de Forbes, posee propiedades destinadas al arrendamiento en España, Reino Unido y Estados Unidos, entre otros países. Su última adquisición conocida, precisamente, se ha producido en Londres: fuentes de la empresa confirmaron la semana pasada a Europa Press haber adquirido la sede que ocupa el fondo Cinven en la céntrica plaza de St James. La operación se valoró en 220 millones de euros.