Amazon busca Boeing 777 usados para convertir a carguero e importar de China sin intermediarios


No es sorpresa que en el universo del comercio electrónico, Amazon se convirtió rápidamente en un actor clave. Y tampoco es sorpresa que el desafío logístico que representa su sistema de entregas implica tomar decisiones de impacto global.

De acuerdo a un reporte de Bloomberg reproducido por The Seattle Times, el gigante estadounidense está buscando incorporar al Boeing 777 a su flota de logística aérea, Amazon Prime Air. El objetivo es unir sus centros de distribución con uno de los polos industriales más grandes del mundo de forma directa, sin depender de terceros, lo que le daría una flexibilidad operativa primordial para ganar la carrera del envío al comprador en el menor tiempo posible.

Una de las elecciones de Amazon parece estar cantada: el año que viene se entregará el primer Boeing 777-300ERSF (Extended Range Special Freighter) convertido por la israelí El Al, pionera y experta en conversiones de aviones a misión especial. El 777-300 ERSF será capaz de transportar un 25% más de volumen de carga que el 777F (que se basa en el 777-200LR) y un 15% más que el 747-400BCF que pretende reemplazar.

Su alcance es de 4.650 millas náuticas (8.611 km), que es alrededor de 400 km más que el 747-400F y más de 1.000 km más que el -400BCF (el 747-400 de pasajeros convertido a carga).

Adicionalmente a estos 777-300ERSF, Amazon buscaría 10 aviones Airbus A330-300, con sus correspondientes tripulaciones. Todavía no hay precisiones sobre a través de qué broker buscará hacerse de los aviones y si los comprará o serán incorporados mediante leasing.

GECAS es uno de los primeros lessors que se aseguró incorporar al ERSF a su portfolio, y si bien se espera que otros arrendadores lo sumen, no sería extraño que Amazon los elija por la experiencia y volumen de operaciones que manejan.

La idea de Amazon de incorporar conversiones reduce las chances de que entre a la próxima gran guerra de la aviación de carga: las futuras y ya casi 100% confirmadas versiones cargueras del Boeing 777X y el A350. Si bien en el largo plazo, y con el volumen de operaciones que la empresa maneja, una apuesta por alguno de los dos nuevos proyectos tiene sentido, los plazos de certificación y entrega pueden demorar la incorporación de los mismos, cuestión que sería incompatible con la búsqueda de una solución rápida a la logística de productos importados desde China.

Y si hay un lujo que Amazon no puede darse, es el de comprarse una demora en un negocio en el que cada minuto cuenta.