Apple ficha a un ex alto ejecutivo de BMW i para trabajar en su coche eléctrico – Actualidad – Híbridos y Eléctricos


Es un secreto a voces que Apple está trabajando en un coche eléctrico propio. Mejor dicho, ya no es un secreto. Aunque sin dar información clara al respecto, la compañía de Cupertino lleva un tiempo haciendo fichajes clave aquí y allá, algunos de ellos con cargos muy importantes en empresas automovilísticas tradicionales. El último ha sido Ulrich Kranz, ex vicepresidente de BMW i, la submarca de coches eléctricos de BMW.

Según ha informado Bloomberg, el fichaje de Ulrich Kranz por Apple se hizo efectivo hace solamente unas semanas. Después de haber pasado 30 años en BMW, Kranz dejó la compañía alemana y emprendió nuevos derroteros en Faraday Future, una de las muchas empresas emergentes que han surgido en los últimos años al calor del coche eléctrico. Sólo permaneció allí 4 meses antes de irse a Canoo, otra startup californiana enfocada también en coches eléctricos.

Kranz, ingeniero mecánico por la Universidad de Bingen, ocupó diversos cargos durante su dilatada etapa laboral en BMW, incluyendo algunos tan importantes como jefe de desarrollo de chasis o director del proyecto del primer BMW X5. El último de ellos fue un cargo ejecutivo como vicepresidente senior de BMW i, la submarca de BMW especializada en coches eléctricos, que ocupó entre 2007 y 2016. Kranz ha sido, por tanto, partícipe del nacimiento del BMW i3 eléctrico así como del BMW i8.

Dejó BMW en 2016 para ser director de tecnología de Faraday Future y después pasó a Canoo, donde abandonó su puesto como CEO el pasado mes de abril de acuerdo a su perfil de LinkedIn. Conociendo su trayectoria, cobra mucho sentido que Apple lo haya contratado como experto para ayudar en el desarrollo del coche eléctrico de la manzana. Aunque Apple no ha confirmado ni desmentido que esté desarrollando un vehículo eléctrico, según los últimos rumores, el desarrollo del coche avanza pero su lanzamiento no está previsto antes de 2025.

La contratación es la última señal inequívoca de que Apple, efectivamente, se está tomando en serio la tarea de hacer un coche eléctrico (y autónomo). En febrero supimos que también habían fichado a Manfred Harrer, uno de los mejores ingenieros de Porsche que fue director de Desarrollo de Chasis en la marca alemana y ha estado involucrado en el desarrollo del Porsche Taycan. Apple también ha perdido algunos ejecutivos clave relacionados con el sector del automóvil como Benjamin Lyon, Jaime Waydo o Dave Scott, relacionados con puestos de ingeniería, sistemas de seguridad y robótica. Se desconoce el motivo de su marcha.