¿Bitcoin puede ser un arma financiera de China contra EEUU?


Thiel recordó los esfuerzos chinos de los últimos años por denominar las operaciones petroleras en euros, como un intento previo de socavar la posición global del dólar. «Creo que se puede pensar en el euro como parte de un arma china contra el dólar; en la última década no funcionó así, pero a China le habría gustado ver dos monedas de reserva, como el euro».

«Aunque soy una persona a favor de las criptomonedas, me pregunto en este punto si Bitcoin también debe ser considerado en parte como un arma financiera china contra EEUU, donde amenaza el dinero fiduciario, pero especialmente al dólar estadounidense», agregó.

«China quiere hacer cosas para debilitar al dólar, China está a favor de Bitcoin, y tal vez, desde una perspectiva geopolítica, EEUU deberían hacer algunas preguntas más profundas sobre cómo funciona exactamente», concluyó.

Esta semana se conoció que la capitalización del mercado de las criptomonedas tocó un pico histórico de u$s2 billones, según datos de las firmas de análisis CoinGecko y Blockfolio, ya que las ganancias de los últimos meses han atraído la demanda de inversores tanto institucionales como minoristas.

El precio de Bitcoin se duplicó en lo que va de 2021 hasta los u$s 59.000 y su capitalización de mercado supera ya los u$s 1,1 billones.

Sin embargo, su dominancia o volumen del mercado representa el 56,38%, el porcentaje más bajo desde mediados de 2019, a partir del surgimiento de las llamadas «altcoins» o monedas alternativas como Ethereum (ETH), Binance Coin (BNB), Polkadot (DOT), Tether (USDT) y Cardano (ADA) que, actualmente, tienen un valor combinado de u$s 424.000 millones, aproximadamente.

La adopción del Bitcoin por parte de inversionistas institucionales, que incursionan en las criptomonedas como una forma de aumentar los rendimientos del efectivo en un mundo de tasas de interés cercanas a cero, fue clave para dar un fuerte impulso a este mercado en los últimos meses.

Entre las empresas más conocidas que dieron el salto al criptomercado está Tesla, que invirtió u$s1.000 millones de sus reservas en BTC y anunció que comenzará a aceptarlo como forma de pago de sus automóviles, mientras que el banco Morgan Stanley permitió que algunos de sus clientes agreguen Bitcoin a sus carteras.

La adopción también se dio en el mundo de los pagos electrónicos, ya que empresas como Visa, Mastercard y PayPal. comenzaron a adoptar las criptomonedas como forma de pago en sus transacciones.

Asimismo, Coinbase, la mayor empresa de intercambio de criptomonedas de Estados Unidos, dijo que planea que sus acciones comiencen a cotizarse en el Nasdaq.