Californa demanda a Activision Blizzard por acoso sexual y discriminación hacia sus empleadas


El Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda de California ha demandado a la editora de videojuegos Activision Blizzard, conocida por éxitos como Call of Duty o World of Warcraft, por fomentar una cultura corporativa tóxica hacia sus empleadas. 

Después de dos años de investigación, la agencia estatal ha recogido múltiples casos de acoso sexual, salarios desiguales y otro tipo de represalias dirigidas hacia las trabajadoras de este gigante empresarial que en 2020 declaró unos ingresos de más de 8.000 millones dólares.

Dos años de investigación y multitud de casos de acoso sexual, salarios desiguales y otro tipo de represalias

El pasado martes, 20 de julio, se interpuso la demanda, que afirma que altos ejecutivos de la compañía estaban al tanto de la situación o, incluso, involucrados. Entre ellos sobresale el nombre de J. Allen Brack, actual presidente Blizzard Entertainment. Desde entonces numerosas empleadas de la compañía se han pronunciado para corroborar las acusaciones. Tal como recoge Bloomberg, las mujeres representan alrededor de un 20 por ciento de la fuerza de trabajo de Activision Blizzard.

Según la demanda, trabajadoras de la empresa se han visto sometidas a un entorno de trabajo en el que impera una “cultura de fraternidad” (también conocida como “bro culture”) en el que empleados varones “beben grandes cantidades de alcohol mientras se abren camino a través de los cubículos de la oficina y, a menudo, se comportan de manera inapropiada con las empleadas”.

Estand de Activision Blizzard durante la feria videojuegos E3 de Los Ángeles

AP

Además de las grandes diferencias a nivel salarial entre hombres y mujeres dentro de la empresa, la denuncia presentada el martes en el Tribunal Superior de Los Angeles (y que puede leerse aquí) también señala la falta de mujeres en puesto de liderazgo dentro de la empresa y las dificultades que estas tienen para obtener ascensos.

Los testimonios describen entorno de trabajo en el que impera una “cultura de fraternidad”

La demanda también recoge testimonios de trabajadoras que afirman que los empleados varones juegan videojuegos durante la jornada laboral, mientras delegan responsabilidades a sus compañeras, participan en bromas sexuales y bromean abiertamente sobre la violación. También se recogen casos de reprimendas hacia aquellas trabajadoras a causa de sus embarazos.

Entre los casos que se incluyen en el documento también está el de una empleada de Activision que se quitó la vida mientras estaba de viaje con un supervisor masculino. En la denuncia se especifica que esta trabajadora había sido objeto de un grave acoso sexual antes de su muerte, algo que incluía la distribución de fotografías de desnudos durante una fiesta de la empresa.

La respuesta de Activision Blizzard

En respuesta a estas acusaciones, Activision Blizzard ha emitido un comunicado a Bloomberg en el que la compañía afirma que sí “se tomaron medidas” ante los casos de mala conducta y que la demanda presentada incluye “descripciones distorsionadas y, en muchos casos, falsas del pasado de Blizzard”.

Esta demanda contra Activision Blizzard se suma a otros casos recientes de cultura corporativa tóxica y que han afecta a grandes empresas del sector del videojuego como Ubisoft, Riot Games o Quantic Dream.

Lee también

Cultura tóxica en empresas de videojuegos


Marc Brugat


REDACCIÓN