¿Cómo es la alternativa legal para comprar divisas y girarlas al exterior?


La normativa plantea dos modificaciones centrales. Por un lado, una reducción a la mitad del tope de bonos AL30 (el más utilizado para hacer CCL) que pueden operar los clientes de los Alyc por pantalla y la incorporación del mismo límite para bonos GD30 (de características similares pero bajo legislación extranjera). En ambos casos el máximo quedó en 50.000 nominales por semana. Esto reducirá el volumen en el segmento PPT.

Por otro, la resolución baja de tres a dos días el período mínimo de tenencia de los títulos (conocido como parking) para la compra tradicional de contado con liqui, que implica iniciar la operatoria con pesos. También se fijará el mismo tiempo de parking para adquirir dólares con bonos ley Nueva York cuando se parte desde bonos en dólares con legislación Argentina, un canje que hasta ahora permitía sortear el plazo de estacionamiento mínimo y reducir el riesgo de la transacción. En el caso de la compra de dólar MEP, el parking se mantuvo en un día.

Los dólares financieros se negocian de forma legal a través de la compraventa de títulos en la Bolsa. Mientras que el CCL o cable permite sacar divisas a cuentas fuera del país, el MEP inicia y termina la operación en la plaza local.

Senebi, una alternativa legal para girar dólares al exterior

Tras las nuevas regulaciones oficiales, resurgió la opción del Senebi. En este sistema, los agentes operan por cuenta propia y se negocian únicamente títulos públicos y obligaciones negociables.

A diferencia del sistema Prioridad Precio-Tiempo (PPT), en el Senebi no rige la regla de mejor oferta ya que la negociación es directa entre los operadores, quienes para formar parte de este sistema deben pagar un canon fijo mensual como membresía.

Por otro lado, en este sistema no hay una comisión explicita, sino que la ganancia es la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta.

Las operaciones concertadas deberán ser informadas por los Agentes BYMA para su divulgación, registro y publicación.

Las transacciones registradas en SENEBI se consideran no garantizadas y, en consecuencia, no gozan del respaldo del Fondo de Garantía Obligatorio constituido por BYMA.

En este caso, una empresa que tiene pesos en la Argentina y necesita contar con dólares en el exterior busca a otra empresa que tiene dólares afuera y necesita pesos en el mercado local. Se pacta un precio por el intercambio, que se rige por la oferta y la demanda. Como en la Argentina generalmente hay más interés por girar dólares al exterior, el precio del intercambio suele ser más caro que el valor del CCL. Actualmente, el ahora denominado «CCL libre», cotiza unos $10 por encima del «CCL regulado», es decir, entre los $177 y los $180 aproximadamente.

Para operar por Senebi hay un monto mínimo de transacción de un millón de pesos, que equivalen alrededor de u$s6000, pero no hay tope.

Otras opciones válidas son hacer una operación de CCL con acciones de empresas locales que cotizan en el exterior (ADR) o con Cedears. En ambos casos el costo es más alto que con bonos, la alternativa que limitó el Banco Central.