Deportista de Argentina lanza un NFT olímpico con fines solidarios


Hechos clave:
  • El NFT “Salto a la final olímpica” muestra el salto de Chiaraviglio en los Juegos Olímpicos 2016.

  • Cada pieza digital se vende a 0,06 ETH y la recaudación se donará para la compra de una prótesis.

El garrochista argentino Germán Chiaraviglio, finalista en los Juegos Olímpicos Río 2016, puso a la venta 25 tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés) en la plataforma Opensea. Los fondos recaudados a partir de la venta de las piezas de arte digital serán donados a un atleta paralímpico para la compra de una prótesis.

Como se puede observar en la publicación del marketplace, el valor de cada token es de 0,06 ether (ETH). Al momento de cierre de esta nota, ese precio equivale a USD 206,16, según datos de CoinMarketCap.

El nombre de las 25 unidades de este token no fungible es «Salto a la final olímpica» y estas reflejan el momento en el que Chiaraviglio consiguió la clasificación a la etapa final de la prueba de salto con garrocha en los Juegos Olímpicos Río 2016. En ese salto, el argentino superó la marca de 5,70 metros en su último intento para llegar a la instancia decisiva, en la que finalizó en el décimo puesto.

El dinero que se obtenga a partir de la venta de los NFT será donado a Nahuel Arroyo, un deportista paralímpico argentino que necesita una nueva prótesis para su pierna. El valor del elemento que necesita Arroyo, que se dedica al lanzamiento de jabalina, asciende a los 1,2 millones de pesos argentinos.

El NFT de Germán Chiaraviglio se vende en Opensea desde el martes 14 de septiembre. Fuente: opensea.io

La creación del NFT sobre la blockchain de Polygon estuvo a cargo de MemeCorp, una startup que se contactó con el deportista gracias a la gestión de los productores del programa televisivo Criptovisión.

Un «aficionado» a las criptomonedas

En diálogo con CriptoNoticias, Germán Chiaraviglio contó que desde 2018 es un «aficionado» a bitcoin y a las criptomonedas en general. «Primero leí un libro y después, en 2019, hice un curso de ocho meses para entender cómo funcionaban, porque es algo tan disruptivo que cuesta abrir la mente», expresó.

Con respecto a su token no fungible, el garrochista olímpico contó que «era una idea que tenía dando vueltas y quería ver cómo hacerlo». La idea de donar lo recaudado a Nahuel Arroyo surgió cuando vio su publicación en las redes sociales: «Me pareció increíble que se le haya roto la prótesis y nadie le pueda cubrir el costo de una nueva. Es atleta como yo y de alto rendimiento; me pareció importante ayudar a visibilizar su caso para intentar recaudar más dinero para él», aseguró el oriundo de la ciudad de Santa Fe.

Además, no descartó participar en otras iniciativas de este tipo en el futuro: «Me encantaría poder ayudar a otros deportistas a que se sumen y que lancen sus propios tokens, y también utilizar esta tecnología para mejorar los procesos de gobernanza en el deporte», sostuvo.

Chiaraviglio, quien además clasificó para los Juegos Olímpicos Tokio 2020 pero no pudo participar por haberse contagiado de Covid-19, se suma así a un selecto grupo de deportistas que tienen su propio token no fungible. Entre los argentinos, el caso más destacado es el de Lionel Messi. Como informó este medio, el futbolista argentino lanzó su NFT en agosto, en el marketplace de Ethernity.