El coche de hidrógeno de Toyota firma seis meses de récord en ventas – Actualidad – Híbridos y Eléctricos


Aunque todo el mundo imagina una futura movilidad 100% eléctrica, la realidad es que las marcas saben muy bien que en unos años habrá disponibles varias opciones mecánicas. La innovación contempla diversas opciones sostenibles, y el hidrógeno jugará un papel fundamental. Hoy son pocos los vehículos que lo usan, pero poco a poco se van instalando en los mercados. Sin ir más lejos, el Toyota Mirai ha conseguido firmar seis meses de récord en ventas.

Con un total de 525 unidades vendidas desde el pasado mes de marzo, la segunda generación del Mirai ya no es un coche extraño. Hay que decir que esas cifras las ha cosechado en Alemania, uno de los países más concienciados y avanzados en lo relativo al cambio de movilidad. De hecho, muchas marcas alemanas apuestan por el hidrógeno como sistema alternativo de propulsión, como hace poco mostrara el BMW iX5 Hydrogen, y varios antes que él.

En cuanto al Toyota Mirai, hay que reconocer que no es un coche especialmente barato. El salto generacional le ha sentado muy bien, y aunque el diseño sea algo anodino, las características que presenta resultan muy atractivas. Su nuevo sistema de hidrógeno ha sido completamente revisado y renovado, siendo más efectivo y con mayor autonomía, llegando a superar los 1.000 kilómetros de rango.

El Toyota Mirai ya va por su segunda generación; ahora es más grande, lujoso y refinado que antes.

En Alemania, Toyota ofrece el Mirai con un precio base de 63.900 euros, llegando a un máximo de 73.900 euros para el modelo más equipado con el acabado Advanced. No son cuantías precisamente pequeñas, y de ahí que todo el mundo se haya sorprendido con el éxito comercial cosechado desde marzo a agosto. También es verdad que desconocemos cuál ha sido el destino de las 525 unidades. Algunas habrán caído en manos de particulares, pero seguro que muchas se han destinado a cumplir funciones gubernamentales.

Hace años que Alemania ha apostado por el hidrógeno como combustible alternativo, aunque la realidad pasa por los vehículos electrificados. Mes tras mes las ventas no hacen más que crecer, batiendo cifras constantemente. Sin ir más lejos, en el pasado mes de agosto el 14,9% de los vehículos matriculados eran 100% eléctricos. Si a eso le sumamos un 12,7% de vehículos PHEV y un 18,7% de híbridos, estamos hablando que casi la mitad de las matriculaciones, un 46,3%, corresponden a vehículos electrificados.

Volviendo un poco al Mirai, las políticas germanas permiten considerables beneficios y descuentos para la compra de vehículos limpios. A los precios anteriormente mencionados hay que descontar una ayuda gubernamental que llega hasta los 7.500 euros por vehículo. Es un considerable apoyo para la compra, y de ahí que muchos conductores hayan dado el salto. También hay que contar con el hecho de que Alemania cuenta con casi 100 puntos de recarga de hidrógeno repartidos por su geografía. No son muchas, pero sí que son muchas más de las que tenemos en España.