El enredo por la aprobación, ya anulada, para traer 10 millones de vacunas a Colombia


Hace 22 horas

A principios de mayo alguien en el Invima autorizó a una compañía de Bucaramanga para traer vacunas de Pfizer al país. La aprobación fue negada a los tres días cuando se percataron del gran error, aunque, al parecer ha sido utilizada para ofrecer biológicos. Hoy hubo un operativo y el asunto está en investigación y en manos de la Fiscalía.

En la noche de este 10 de junio hubo un operativo en Bucaramanga. El Invima, en compañía de la Fiscalía y la Polfa (Policía Fiscal Aduanera), entre otras entidades, llegó a un punto en la ciudad en busca de unas vacunas para el COVID-19, pero no encontraron lo que esperaban. Pese a la prudencia que habían mantenido a lo largo del día, los funcionarios no hallaron una sola dosis que confirmara sus sospechas: biológicos que hubiesen entrado al país de manera irregular. (Lea Embarazadas y niños entran al Plan de vacunación)

El origen de ese operativo, como conoció El Espectador, fue una autorización que hizo el Invima el 3 de mayo de 2021 a una empresa llamada Medi-Insumos Especializados S.A.S. para importar vacunas de Pfizer-Biontech contra el coronavirus. En términos técnicos, aprobó el “Registro de importación No. REG-50060891-20210503″.

Sin embargo, dos días después, el Invima le envió un correo electrónico a Ángel Miguel Frías Flórez, representante legal de la compañía, en el que le informaba que la negaba por varios motivos.

“La presente”, escribió Luis Armando Cerón, director de Operaciones Sanitarias del Invima, “tiene como objeto informar que por un error involuntario se emitió concepto de aprobación para la importación de la vacuna”, tras haber hecho la solicitud de importación ante la ventanilla única de comercio exterior (“VUCE”).

Más adelante, Cerón le explicaba a esa empresa, con sede en Bucaramanga, que no estaba incluido en el rol de importador en la Autorización Sanitaria de Uso de Emergencia (ASUE) que había expedido el Invima para poder traer vacunas de Pfizer. Tras dar otro par de motivos, como muestra el siguiente correo, Cerón le ordenaba a Medi-Insumos Especializados S.A.S. abstenerse de utilizar la solicitud.

La aprobación despertó mucha inquietud al interior del Invima. Tanto así que hoy la entidad publicó en horas de la noche un comunicado aclarando que en este momento “ningún privado está autorizado para la importación y aplicación de vacunas contra el COVID-19 en el país”. En el documento explican que quien quiera hacerlo debe solicitar la modificación de la ASUE.

Julio César Aldana, el director del Invima, prefiere manejar ese tema con mucha prudencia. No se atreve a dar detalles sobre qué fue lo que sucedió ni cómo ha avanzado la investigación, pero sabe que en ese proceso hubo algo irregular. “Lo único que puedo decir es que esto es materia de investigación y que en el país no hay ningún privado o tercero que haya sido autorizado para ingresar vacunas al territorio nacional. Únicamente el titular de la ASUE puede definirlo”, advierte.

La pregunta que tanto él como varios funcionarios del Invima se están haciendo es ¿quién dio esa autorización a Medi-Insumos Especializados S.A.S.?

Ferney Camacho, abogado de esa empresa, prefiere ver las cosas de otra manera. “Simplemente hubo un acto administrativo del Invima que, posteriormente, fue revocado. La entidad recibió todos los documentos, le dio trámite a nuestra solicitud y luego se percatan de que hubo una falencia interna y revocaron su decisión en tres días”, dice.

Pero, ¿trajeron vacunas a Colombia? “No. Es imposible hacer una importación de vacunas en un tiempo tan corto. Lo que sí quiero aclarar es que acá no hubo nada fraudulento ni irregular. Nosotros presentamos la debida documentación al Invima. Por eso, en el operativo no encontraron absolutamente nada; nosotros no estamos ofreciendo ninguna vacuna”, asegura.

Justamente, en un comunicado que Medi-Insumos Especializados S.A.S. publicó hoy, explican que se encuentran en “proceso de negociaciones para la celebración de de contratos internacionales con distribuidores autorizados por la farmacéutica para atender las necesidades de vacunación en Colombia”

Sin embargo, Medi-Insumos Especializados S.A.S. sí ha ofrecido vacunas contra COVID-19 a personas que llaman a averiguar por ellas. En una grabación de una de esas llamadas realizada esta semana y que fue conocida por El Espectador, se escucha a una de las empleadas de la compañía decir que “el Gobierno autorizó a una empresa llamada Medi-Insumos para hacer la logística de la vacunación”.

Luego lo reitera: “somos la única empresa que Pfizer ha autorizado para hacer la comercialización de esa vacuna. Somos los únicos autorizados en Colombia por Pfizer y que tenemos la autorización Invima”.

Aunque no es claro sí ha habido una transacción, el plan de Medi-Insumos Especializados S.A.S. es vender dosis a $115.000. En su página web también se lee que “precio por el servicio de vacunación será de $115.000 pesos colombianos por cada dosis aplicada. A la empresa se remitirá directamente la liquidación y orden de servicio, así como la póliza de garantía de la operación dentro de las 48 horas siguientes al registro en la plataforma. El sistema sólo recibirá órdenes de servicio y pago de persona jurídica registrada ante la DIAN.”.

En su portal (http://www.nomascovid.co/) detallan el paso a paso que debe seguir un usuario. Sin embargo, en el boletín que expidieron hoy, mientras se llevaba a cabo el operativo, aseguran que por el momento suspenden todos los “pre – registros, solicitudes y demás trámites administrativos que hasta la fecha se vienen realizando sobre nuestra plataforma”..