El Grupo Palladium demanda al Deutsche Bank y reclama 500 millones


Este contenido fue publicado el 13 octubre 2021 – 13:24

Londres, 13 oct (EFE).- El grupo hotelero español Palladium Hotel Group ha interpuesto una demanda contra el banco germano Deutsche Bank por 500 millones de euros en concepto de daños por supuestamente haber malvendido derivados de divisas extranjeras de riesgo, lo que le reportó pérdidas sustanciales, informa hoy el «Financial Times» (FT).

La querella fue remitida el pasado mes ante el Tribunal Superior de Londres y tensa aún más, de acuerdo con el citado diario, la relación entre la cadena y la entidad bancaria, a la que Palladium Hotel Group acusa de haber vendido «productos financieros exóticos» a pequeñas y medianas empresas en España, provocando que algunas se abocaran a una posición financiera complicada.

Algunas de las víctima son firmas que forman parte de Palladium -propiedad de la familia Matutes y considerada la séptima cadena hotelera más grande de España-, que alegan que Deutsche Bank se aprovechó de su «ingenuidad» para venderles derivados que ellos no entendían.

En declaraciones recogidas por el FT, el banco alemán defiende su postura «vigorosamente» frente a la acusación del Palladium Group, que considera que «carece de fundamento».

El banco insiste en que la querella del grupo de la familia Matutes constituye un caso aislado y lo considera diferente a otras rencillas que ya ha resuelto en el pasado.

«No vemos ningún motivo por el cual esperar nuevas alegaciones individuales de algo de este calibre», señala el banco, que lleva a cabo su propia investigación interna acerca de estas acusaciones y que se ha limitado a decir que «un número limitado de clientes» se han visto directamente afectados e investiga si otros podrían haber sido objeto de problemas similares.

El FT asegura que podría haber entre 50 y 100 compañías involucradas.

El grupo, que opera 50 hoteles entre Europa y las Américas, sostiene que los derivados que adquirió se le presentaron como inversiones seguras frente a las fluctuaciones de los tipos de interés extranjeros.

Sin embargo, agregan que esto derivó en comisiones y pérdidas «tan grandes que hubo que pedir préstamos sustanciales» para hacerles frente.

En 2019 la empresa había tramitado 259 operaciones de derivados y en 2017 el importe nocional pendiente se elevó a 5.600 millones de euros, lo cual eclipsaba el balance del grupo, según la querella, que precisa que los acuerdos fueron fraguados para Palladium por Antonio Matutes Juan, el hermano del fundador de la compañía, Abel Matutes Juan.

En la demanda, el abogado del grupo, Quinn Emanuel, argumenta que Palladium carecía de «la experiencia y de las herramientas para comprender el riesgo que planteaban los derivados», mientras que el banco tenían plena constancia de esa diferencia de conocimiento.

Según esto, el Deutsche explotó «una relación personal cercana» que Antonio Matutes Juan había desarrollado con Amedeu Ferri-Ricchi, que dejó la entidad en 2019. EFE

prc/jm/si

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.