El Salvador: fallas y rumores aumentan dudas sobre bitcoin


Las prolongadas fallas en el sistema y una intensa campaña de rumores han hecho crecer las dudas y la desconfianza de los salvadoreños sobre el uso del bitcoin como moneda de curso legal.

Desde que entró en vigor el 7 de septiembre se puso a disposición de los salvadoreños la billetera electrónica Chivo wallet y el Congreso unicameral, controlado por el partido Nuevas Ideas del presidente Nayib Bukele, aprobó un fideicomiso que se usarán para pagar un bono de 30 dólares a los salvadoreños para incentivar su uso. La billetera Chivo permite convertir las criptomonedas en dólares.

Bukele ha explicado que con la Chivo wallet los salvadoreños podrán aceptar pagos en bitcoin o en dólares, recibir dinero de familiares o amigos y enviar o recibir remesas sin pagar comisiones. Aclaró que nadie está obligado a descargar la aplicación y que si así lo decide puede continuar enviando las remesas por los medios tradicionales y seguir pagando comisiones.

Sin embargo, el sistema ha presentado fallas continuas.

“Después de varios intentos logré descargar la billetera Chivo, pero no he logrado usar los 30 dólares… porque sólo pasa en mantenimiento”, dijo el martes a The Associated Press César Estrada, un vendedor de 35 años.

La noche del lunes el presidente Bukele admitió que la aplicación ha presentado errores en la implementación.

“Nos pusimos un reto demasiado alto (lanzar todo en tres meses) y cometimos errores, pero ya los estamos corrigiendo y cientos de miles de salvadoreños ya pueden usar su @chivowallet sin problemas. Pronto todos los que lo deseen también podrán disfrutar de sus beneficios”, dijo Bukele en su cuenta de Twitter.

Y luego agregó: “Así que ¡a usar sus @chivowallet se ha dicho! Los que pueden. Los que no, toca esperar, pero valdrá la pena. Estamos trabajando para que la experiencia de usuario sea cada vez mejor”.

Bukele explicó que, por problemas técnicos, no está habilitada la descarga para todos los tipos de teléfonos. Sin embargo, aseguró que “actualmente contamos con más de medio millón de usuarios”.

Uno de los jóvenes que atienden en los puntos Chivo, que solo se identificó como Steven, dijo a AP que “han seguido las fallas, pero también hay mucha desinformación, les han dicho que si bajan la aplicación el gobierno los va a espirar, que hasta les pueden vaciar sus cuentas de los bancos”.

“Se escuchan tantas cosas que le han metido a la gente en la cabeza y a esto hay que sumarle que el sistema primero colapsó y después han seguido los errores”, agregó.