Intel eleva a $600 millones su inversión en Costa Rica y contratará el triple de personal – undefined


Intel Costa Rica anunció, este miércoles 21 de julio, que ampliará su inversión en el país a los $600 millones, desde los $350 millones anunciados en diciembre del 2020.

La decisión implicará que la multinacional triplique la cantidad de personal anunciada.

Las operaciones de ensamblaje y prueba de la compañía se iniciarán en los próximos seis meses y requerirán la contratación de más de 600 personas, se informó en un comunicado de prensa.

Esta año, las operaciones de Ensamble y Prueba se suman a las actividades que ya desarrollaba la compañía en el país, divididas en dos grandes centros: el Centro de Investigación y Desarrollo (I&D) y el Centro de Servicios Globales.

Timothy Scott, gerente de Asuntos Gubernamentales de Intel, recordó que inicialmente tenían previsto contratar a 200 personas, pero se decidió aumentar la cantidad.

El crecimiento de las inversiones y la contratación obedece a la decisión de acelerar la rampa de las operaciones de ensamble y prueba para satisfacer la demanda de los clientes de la empresa, así como el crecimiento de las operaciones existentes en el país.

Solo el área de manufactura tendrá 26.000 metros cuadrados (m²), 11.000 m² más de lo previsto originalmente.

“Hoy Intel Costa Rica emplea a más de 2.700 colaboradores, la misma cantidad que teníamos en 2014, pero con talento humano en áreas más diversas y especializadas, que con sus capacidades y profesionalismo están ayudando a consolidar las operaciones en el país; además se genera empleo indirecto en nuestras operaciones, a cerca de 3.800 personas”, dijo Scott.

La multinacional detalló que, en este momento, mantienen más de 150 posiciones abiertas en diversas áreas como ingeniería, manufactura, finanzas y tecnologías de la información, entre otras.

Los interesados en postularse pueden buscar todos los detalles únicamente en www.intel.com/jobs.

Los nuevos trabajadores han llevado un proceso de entrenamiento desde su incorporación, en aspectos técnicos, salud ocupacional y cultura organizacional.

Para la operación de Ensamble y Prueba, la capacitación se ha realizado en Asia, en Estados Unidos y en el país.

Adicionalmente, la empresa aumentó en $40 millones la inversión en nuevos equipos y tecnología para los laboratorios del Centro de Investigación y Desarrollo.

Esta área se dedica al diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados, se informó en el comunicado.

Intel está en el proceso de ampliar el espacio y la infraestructura en los diferentes laboratorios. Para esta área en específico contrató a 150 personas en el último año.

Los microprocesadores atraviesan una época de escasez mundial que podría extenderse por varios meses ya que son demandados por gran variedad de industrias.

Ileana Rojas, gerente de Intel Costa Rica, explicó a La Nación, en junio pasado, que la empresa se encontraba haciendo importantes esfuerzos para elevar y diversificar la capacidad de producción local para enfrentar este reto.

La ejecutiva explicó que la presión que enfrenta la industria tiene orígenes multifactoriales: la pandemia aumentó la demanda de tecnología tanto empresarial como para usuarios finales con tendencias como el trabajo en casa, las reuniones virtuales y los servicios en la nube, solo por citar algunos ejemplos. A lo anterior se añade el complejo proceso de ingeniería que implica diseñar y manufacturar semiconductores.

El presidente de Costa Rica Carlos Alvarado destacó que la decisión de Intel envía una extraordinaria señal de confianza en el país.

“Esta es una relación de largo plazo, fundamentada en la alta calidad de nuestro talento humano y en un clima de inversión que brinda las condiciones necesarias para ejecutar procesos complejos, fomentando así la reinversión y crecimiento de las empresas”, enfatizó Alvarado.

En tanto, Andrés Valenciano, jerarca del Ministerio de Comercio Exterior (Comex), dijo que el anuncio es una prueba del talentoso capital humano de Costa Rica y su capacidad para la demanda de mano de obra de una industria con una alta demanda.

Jorge Sequeira, director general de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), comentó que Intel ratifica la posición de Costa Rica como variable estratégica en sus operaciones globales.

“Incrementar aún más su inversión para actividades de prueba y ensamble, así como equipos y personal para el centro de investigación y desarrollo, robustecen la posición país como una plataforma de manufactura inteligente, y que responde de forma eficiente en la industria 4.0”, afirmó el vocero de Cinde.

Sequeira destacó que se comprueba, una vez más, que Costa Rica es la mejor opción para nearshoring en las Américas.

Se trata de una tendencia que promueve la ubicación de operaciones extraterritoriales más cerca de los establecimientos centrales.

Manufactura e investigación

La multinacional detalló que las operaciones de Ensamble y Prueba se iniciarán en el segundo semestre del 2021, en la planta ubicada en San Antonio de Belén.

Todos los equipos necesarios para el arranque de esta área están en el país en el proceso de verificación funcional.

La empresa explicó que una vez que se completa el proceso de fabricación de obleas de silicio en las fábricas de Intel, son cortadas y se envían a una instalación de Ensamble y Prueba.

“Cada chip se ensambla en un paquete que lo protege y le permite conectarse a otros componentes. Finalmente, se prueba su funcionalidad”, se informó en el comunicado.

Las otras dos áreas de operación de Intel en país son el Centro de Investigación y Desarrollo (I&D) y el Centro de Servicios Globales.

En el primero, la multinacional se dedica al diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados.

En esta división se emplea el 40% de la planilla de la corporación en el país.

En tanto, el Centro de Servicios Globales efectúa desde Costa Rica procesos de negocio para toda la corporación a nivel global en finanzas, recursos humanos; ventas y mercadeo; y calidad y tecnologías de la información.

Esta división emplea otro 40% de la fuera laboral de la compañía en el país.