IPSA deja atrás una turbulenta semana y tiene su mejor jornada en casi dos meses


Los papeles con más alzas fueron Cencoshopp (15,86%), CAP (10,18%) y Copec (5,24%).

Wall Street partió la semana con nuevos avances impulsada por el optimismo en la zona euro y los últimos datos de EEUU, que reflejaron un aumento de los ingresos personales de los ciudadanos tras la distribución del estímulo fiscal del gobierno de Joe Biden.

Y si bien los datos económicos de ISM manufacturero no lograron cumplir con las expectativas del mercado, Wall Street cerró con nuevas ganancias en sus principales índices. 

Así, el Dow Jones subió 0,70%, seguido por el S&P 500 con un 0,27%. En cambio, el Nasdaq se vio presionado por la caída de algunas acciones de alto crecimiento, mientras continuaba la rotación hacia acciones cíclicas, por lo que terminó la sesión con una caída de 0,48%.

Según datos de IBES de Refinitiv, más de la mitad de las empresas del S&P 500 han reportado durante el primer trimestre, cuyas ganancias superan el 46%. 

«Este es ahora el cuarto trimestre consecutivo de ganancias, simplemente aplastando las estimaciones. Creo que sigue habiendo una subestimación de lo fuerte que es este repunte y lo fuerte que se está recuperando la economía», explicó a Reuters el analista de estrategia de inversión de Baird, Ross Mayfield.

No obstante, aún existe cautela, ya que será una semana compleja por las reuniones de la Reserva Federal y datos económicos importantes de Estados Unidos, que entregarán mayores pistas respecto a la inflación mundial y la formulación de nuevas políticas.

«Los mercados continúan funcionando con todo el estímulo fiscal y monetario que abunda. Hay que estar atentos a las señales de que la inflación continúa aumentando y los costos de los bienes aumentan, mientras se mantiene un ojo en los datos donde el crecimiento o las ganancias comienzan a disminuir», explicó a Bloomberg el socio gerente de Cornerstone Wealth,  Jeff Carbone.

Panorama local

Tras una negra semana pasada, la Bolsa de Santiago cerró la jornada con un repunte de 2,64% que ubicó al S&P IPSA en los 4.590 puntos.

Este el mejor día para las acciones locales desde el de marzo cuando el IPSA saltó 2,66%.

Los inversionistas en Chile reaccionaron al Imacec de marzo, que reveló un crecimiento de 6,4% de la economía chilena respecto al mismo mes del año pasado, cuando llegó la pandemia del Covid-19. Con esta noticia, el mercado trata de ir dejando atrás la incertidumbre del mercado respecto al tercer retiro del 10%. 

De esta forma, los papeles con más alzas fueron Cencoshopp (15,86%), CAP (10,18%) y Copec (5,24%), mientras que las caídas se las llevan SQM-B (-0,80%), IAM (-0,36%) y CCU (-0,31%).

En tanto, el inicio de las solicitudes en las AFP para retirar el tercer 10%, sumado a la caída del dólar a nivel global, provocó que el dólar en Chile se acercara nuevamente al piso de los $ 700 con un retroceso de $ 6,77. Al cierre de la sesión la divisa se ubicó en los $ 704,1.

Europa al alza

La jornada en el Viejo Continente terminó con ganancias luego de que la actividad fabril de la región alcanzó un nuevo récord en abril y las ventas minoristas en Alemania registraron su mayor aumento interanual en marzo desde la llegada de la pandemia.

De esta forma, mientras que los mercados del Reino Unido están cerrados por el feriado bancario de mayo, el optimismo se apoderó del resto y provocó un alza de 0,66% del DAX alemán, al igual que el CAC 40 francés que subió 0,61%. En la misma línea, el IBEX 35 y el EuroStoxx 50 avanzaron 0,89% y 0,64%, respectivamente.

«Las infecciones por Covid-19 se están estabilizando en Alemania y los Países Bajos, tienen una tendencia a la baja en Francia e Italia y parecen estar bajo control en España. Mientras tanto, las vacunaciones se están acelerando en toda la zona del euro. Esto permitirá a las autoridades aliviar las restricciones y acelerar la actividad económica», escribieron los analistas de BCA Research en una nota.

En tanto, el mercado bursátil chino y japonés se mantienen cerrados por el Día del Trabajo. Sólo el Hang Seng de Hong Kong retrocedió 1,28% esta sesión, arrastrado por el aumento de casos de Covid-19 en la región, marcando así su cierre más bajo desde el 29 de marzo.

«Los inversionistas ni siquiera estaban interesados en buscar gangas cuando mercados como Japón y China estaban de vacaciones», comentó a Reuters el director de ventas de UOB Kay Hian, Steven Leung, agregando que la preocupación por las nuevas medidas de los reguladores chinos que apuntan a las acciones de la nueva economía también mantuvo a los inversionistas fuera.