La latencia de Internet va a mejorar drásticamente en una zona de España


Espanix es el más importante de España en cuanto a tráfico se refiere. DE-CIX nació en 2016, y sus cifras de tráfico no han parado de crecer hasta acercarse a los niveles de tráfico de Espanix. En Europa, DE-CIX es el líder indiscutible, pero hasta la fecha sólo tenían un punto de intercambio en Madrid. Eso obligaba a que todo el tráfico que fuera hacia Europa tenía que pasar por allí, lo que aumentaba la latencia.

Segundo punto de intercambio de DE-CIX en España

Ahora, han anunciado la apertura de un nuevo punto neutro en Barcelona. Este pasa a ser el segundo punto de intercambio de DE-CIX en España. En él, ofrecerán servicios de interconexión y peering, así como también harán intercambio con servicios en la nube como Microsoft Azure, AWS, Google Cloud, IBM Bluemix y Oracle.

Tras esto, la compañía pasa a ofrecer el mayor ecosistema de puntos de intercambio del suroeste europeo, sumándose el de Barcelona a los puntos de intercambio de Lisboa, Madrid, Palermo y Marsella. Estos puntos no sólo ofrecen servicio a mercados domésticos en Europa, sino que son la puerta de Europa a América, África y Asia.

Ya lo están usando operadores y grandes empresas

El punto de intercambio de Barcelona tendrá conexión directa con Frankfurt, que es uno de los mayores puntos de intercambio del mundo. Actualmente ya hay más de 30 operadores, proveedores de contenido y redes empresariales que ya están intercambiando tráfico usando el centro de DE-CIX en Barcelona. Entre ellos encontramos a Google, Microsoft, Cloudflare, AireNetworks, Adamo, y el Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació de la Generalitat de Catalunya (CTTI).

Esta apertura es clave para España, ya que permitirá que el tráfico llegue con mayor rapidez y por mejores caminos al resto de Europa sin tener que pasar por Madrid como ocurría hasta ahora. Además, DE-CIX destaca que Barcelona se encuentra entre las 10 ciudades europeas con mayor PIB, y es uno de los núcleos digitales más prometedores gracias, sobre todo, al potencial de futuros cables submarinos que van a ir desplegándose en la ciudad, con el segundo más grande del mundo llegando en 2023. La ubicación geográfica de Barcelona y del resto de España convierten al país en un punto ideal para ello.

El mayor punto de intercambio que había hasta ahora en Barcelona era Catnix, que intercambia en torno a un 10% del tráfico que DE-CIX procesa en su punto de Madrid. Por ello, ahora la compañía va a tener un gran competidor en la ciudad condal, el cual, en general, va a mejorar considerablemente el uso de red en una parte importante de España, y que reducirá la dependencia de Madrid para las interconexiones con el extranjero.