mercado teme salida desordenada de Guzmán


Desde Bull Market prevén que el dólar financiero se estabilizará este mes pero se acelerará de nuevo en octubre. Anticipan más cepo

El dólar financiero se estabilizará entorno a los $180 pesos durante septiembre, para comenzar a acelerar durante octubre, prevé un informe de Bull Market Brokers (BMB). Y también adelantó que para el jueves de esta semana se espera una reunión del directorio del Banco Central que podría poner aún más cepo a los dólares para importación, lo que tendría efectos en el mercado de deuda y en la Bolsa.

Sin embargo, el paper anticipa que «el dólar hace 10 meses que se aprecia, ajustado por inflación. Esa tendencia genera una olla a presión ante cualquier evento político de crisis. Hoy una crisis en el oficialismo que lleve a la radicalización afectará seriamente a los activos. El mercado no sobreponderará la transición política hacia la racionalidad tanto como un shock de Cristina tomando el mando«.

«El resultado político no está siendo dimensionado aún por el mercado, principalmente respecto de los precios de las acciones de empresas de servicios», dice el informe.

Temor por una salida desordenada de Guzmán

Es probable que los bancos del exterior comiencen lentamente a recomendar empresas locales, pero principalmente de servicios y petroleras, evitando por ahora sector bancario que independiente del desempeño post PASO son un sector perdedor, agrega.

Empresas como Transener, Transportadora Gas del Sur, Distribuidora Gas Cuyana, Central Puerto y Pampa podrían ser favorecidas con el correr de las semanas, precisa.

En menor medida las autopistas, y empresas petroleras como YPF, VIST y PGR tendrán desempeño por separado, siendo YPF y PGR las que mejor desempeño podrían tener esperando las generales de noviembre.

Del sector bancario, el vencimiento de opciones de octubre es un lastre para el mercado, es probable que a finales de octubre y principio de noviembre veamos a volver a ver un rally fuerte, afirma BMB.

En el mercado de bonos, CER y Dollar Linked siguen siendo lo mejor en espera de la llegada de los importadores y una crisis entre el Ministerio de Economía y el Banco Central, indica.

Pero el escenario es uno si hay cambios periféricos pero no resonantes en la gabinete de ministros, que es la expectativa que se forma hoy el mercado.

No está en precios una salida antes de noviembre de Guzmán. Se consideran probables cambios en seguridad, obra pública y producción, y que el ministro de Economía resista hasta post 15 de noviembre, adelantó BMB.

«Un evento de salida de Guzmán afectará seriamente a bonos y acciones. El reemplazo de Guzmán no será amigable«, dice el informe, y agrega que todavía no está siendo considerando en los precios del mercado, pero se trasladará.

También «Pesce tiene el potencial de salir de la peor manera del Banco Central, pero ese momento tardará en madurar», sostiene BMB, y prevé la segunda quincena de diciembre y la primera de enero serán fechas críticas para el titular del BCRA.

«Las inminentes medidas contra los importadores, para estos tres meses de sequía en MULC serán determinantes», apunta el informe, porque «generarán descontento en propios y ajenos. La expectativa es que llegue con reservas liquidas de u$s1.500 millones a finales de diciembre».

«Un evento de salida de Guzmán afectará seriamente a bonos y acciones», advierten

El impacto electoral

El shock electoral es positivo para el mercado de renta fija en dólares, ante la mayor expectativa de poder repagar a partir de 2025 la deuda (año en empiezan a crecer los vencimientos de capital) con financiamiento voluntario en el exterior, aunque esto es un supuesto, reconoce BMB.

También es positivo para empresas con valuaciones muy bajas (empresas de servicios), principalmente por la mejora de la prima de riesgo soberana y una reducción considerable en el riesgo de expropiaciones de empresas, por ejemplo, en el sector de autopistas.

Pero hay un shock negativo por el déficit, un exceso extra en la emisión de pesos y el impacto en el mercado de dólar oficial y la brecha cambiaria, alerta el informe.

El shock de la derrota para el Gobierno viene en el semestre con mayor déficit primario (se prevé una emisión de $450.000 millones), mercado de cambio oficial restringido por escasez de oferta agroexportadora (sin más cepo contra importadores no habrá reservas liquidas para diciembre), y con vencimientos altos de capital en pesos en manos de inversores del exterior.

En concreto, hoy vence la Letra CER en manos de inversores del exterior y el 4 de octubre, el TO21 en manos de Templeton.

El mercado de pesos tenderá a una suba de la tasa si ocurre algún evento político en el Gabinete, según BMB.

Si en el mercado secundario comienza a subir la tasa, el BCRA deberá intervenir en letras tasa variable y bonos CER (no es la primera vez). Esto es más emisión para el sector financiero. Y la situación actual no es la de 2009 o 2013; es más delicada por lo que puede pasar con el BCRA y Economía, recuerda.

Una reunión del próximo jueves en el BCRA puede definir más cepo y mover al mercado

Una reunión del próximo jueves en el BCRA puede definir más cepo y mover al mercado

Los distintos activos

El informe de BMB puntualiza lo siguiente respecto a diversos instrumentos financieros:

1. Sector bancario y vencimiento de opciones

El vencimiento del 14 de octubre está lejos, pero el mercado se había posicionado muy vendedor en descubierto entre 214 y 220 en GGAL.

Esto obliga a monitorear qué piensan los jugadores más grandes de la plaza referencia del Merval, para descifrar dónde termina el potencial de las PASO.

El mercado podría esperar a noviembre para un posicionamiento más fuerte.

2. El cepo a los importadores y la Bolsa

El potencial de medidas del titular del BCRA, Miguel Ángel Pesce, para limitar la compra de dólares por parte de importadores, resuena fuerte en el mercado de Dollar Linked y Futuros de Dólar.

El importador que es sacado de MULC no se queda haciendo tasa en pesos en el banco, va a la Bolsa y arma estrategias en dólar oficial y financiero.

Si Pesce cierra el MULC habrá un shock de pesos hacia la Bolsa y eso generará una fuerte demanda de bonos Linked soberanos y, en menor medida, instrumentos CER. En futuros se posicionarán en el contrato más corto: septiembre y octubre.

3. Potencial del mercado en activos de alto riesgo

Los Fondos Comunes de Inversión en Acciones hoy representan la mitad en el patrimonio global de los fondos que en agosto de 2019, y acá reside el potencial de revaluación de acciones por flujo.

3. Bonos CER

Un shock fiscal favorecerá nuevamente el empinamiento de la Curva CER. El contrapeso lo haría un evento cambiario en el oficial y cualquier posibilidad de cambio en el Ministerio de Economía.

Pero en la deuda CER, el BCRA juega un rol activo para mantener los rendimientos bajos.

El tramo corto será el más favorecido ante shock fiscal o mayor ritmo de depreciación cambiaria, pero hasta diciembre un evento cambiario en el oficial está descartado.

El riesgo de una intervención del INDEC, con un Congreso opositor y sin caudal electoral para el oficialismo, es muy bajo. La oposición podría iniciar investigaciones en el Congreso que incluso terminen en una causa penal de ocurrir un evento de este tipo.

Se debe tener presente que la oposición tiene un borrador de un proyecto de Ley de Estadística de 2019 para blindar el INDEC, y cualquier evento de este tipo, teniendo los votos suficientes, podría desencadenar un tratamiento en el Congreso.

EL riesgo de cambios en el INDEC es alto, pero de manipulación estadística bajo, aunque sería un escándalo y dañaría seriamente cualquier acuerdo con el FMI.

El shock electoral tiene aspectos positivos pero también negativos

El shock electoral es positivo por menor riesgo de default pero también puede impactar en el dólar

4. Bonos dollar linked

Habría un efecto en los precios de un mayor ritmo de depreciación cambiaria, pero potencialmente no en septiembre sino a partir de octubre y sobre todo noviembre, previo al vencimiento.

La situación actual del BCRA es totalmente inviable para seguir pisando el tipo de cambio oficial por 48 ruedas.

La deuda corporativa está cara, con tasas negativas hasta post elecciones. En soberanos una llegada masiva de importadores sería un catalizador para arbitrarse con títulos corporativos. Esto podría ocurrir de forma inminente a partir de esta semana.

5. Deuda soberana de renta fija en dólares

La curva con este resultado electoral y un Congreso opositor tenderá aplanarse en un nivel alto de rendimiento para luego comenzar a tomar un formato normal con los 2029, 2030 y 2035 convergiendo a valores más racionales del 14% o 15%.

En el mercado de bonos las expectativas son positivas desde lo político, pero habrá aún ruido en el futuro cercano, con los cambios en Economía y el BCRA.

Los inversores institucionales están sobrecargados de los títulos Ley Argentina, principalmente AL30 y AL35, mientras que las empresas están sobrecargadas en GD30 y GD35. Esto seguirá generando sobreoferta. Pero los inversores del exterior lo primero que demandarán son estos bonos. El tener una estructura STEP-UP los vuelve muy sensibles a cualquier volatilidad política. Cuanta más renta devenga un bono más estable es su precio, concluyó.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ