Millones de vacunas caducan en EU este mes. Y no saben qué hacer


En Ohio alrededor de 200 mil dosis de vacunas de Johnson & Johnson caducarán el próximo 23 de junio y podrían desperdiciarse porque cada vez menos estadounidenses se están vacunando.

Washington, 10 de jun (Xinhua) — Hospitales y departamentos estatales de salud de todo Estados Unidos se están apresurando para decidir cómo utilizar millones de dosis de vacunas de Johnson & Johnson contra la COVID-19 que caducarán este mes, mientras muchos países en desarrollo todavía carecen de vacunas.

Millones de vacunas de Johnson & Johnson expirarán en junio y miles podrían desperdiciarse porque cada vez menos estadounidenses se están vacunando, según informes de The Wall Street Journal y de The New York Times.

El Gobernador de Ohio, Mike DeWine, dijo el lunes que alrededor de 200 mil dosis de vacunas de Johnson & Johnson en Ohio caducarán el 23 de junio.

“Ohio no cuenta con opciones legales para enviar las vacunas a otra parte, ya sea a otros estados o a otros países” , indicó DeWine en una declaración. El Departamento de Salud de Ohio ha estado trabajando activamente con proveedores de vacunas contra la COVID-19 para identificar tácticas para utilizar tantas dosis como sea posible de la vacuna de Johnson & Johnson antes de que caduquen.

Al igual que Ohio, algunos otros estados han considerado enviar las dosis excedentes a otros estados o al extranjero, pero dicen que enfrentan obstáculos legales y logísticos.

Un hombre, de 73 años, recibe una vacuna COVID-19 en un sitio de vacunación en el distrito Mission de San Francisco. Foto: Haven Daley, AP.

Las existencias son, en parte, una consecuencia involuntaria de la decisión tomada por Estados Unidos en abril de suspender temporalmente la aplicación de las vacunas de Johnson & Johnson para evaluar el riesgo de coágulos sanguíneos raros, señaló el informe de The Wall Street Journal.

La pausa obligó a los estados y proveedores a cancelar grandes bloques de citas que nunca fueron reprogramadas, lo que dejó un exceso de suministros y en algunas áreas incluso reticencia con respecto a la seguridad de la vacuna de Johnson & Johnson, indicaron agentes de la industria.

De acuerdo con los datos más recientes de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos, apenas el 52 por ciento de las dosis de Johnson & Johnson entregadas a los estados han sido aplicadas, en comparación con un 84 por ciento de la vacuna de Pfizer y un 83 por ciento de la vacuna de Moderna.