Neoenergía (Iberdrola) dobla su beneficio en el primer semestre de 2021


NEOENERGÍA RESULTADOS

Río de Janeiro, 20 jul (EFE).- La empresa brasileña Neoenergía, filial del grupo español Iberdrola, informó este martes que obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 2.009 millones de reales (386 millones de dólares), un 101 % más frente al mismo periodo de 2020.

El aumento del beneficio coincide con la recuperación del mercado brasileño tras las restricciones impuestas por gobernadores y alcaldes para contener la pandemia del coronavirus el año pasado, según informó la compañía en un comunicado.

El lucro neto de Neoenergía en el segundo trimestre del año, por su parte, fue de 1.002 millones de reales (unos 191 millones de dólares), resultando un 137 % superior al registrado entre abril y junio de 2020.

Según el balance financiero divulgado este martes por Neoenergía, el resultado bruto de explotación (Ebitda) en los primeros 6 meses del año fue de cerca de 4.600 millones de reales (unos 881 millones de dólares), un 74 % más que en el primer semestre de 2020.

En el segundo trimestre del año, el Ebitda fue de 2.300 millones de reales (440 millones de dólares), alza de 108 % frente al mismo periodo de 2020.

“La actuación de Neoenergía es reflejo de la recuperación del mercado, después de un periodo de mayor aislamiento, en función de la pandemia de la covid-19”, afirmó en un comunicado el primer ejecutivo de Neoenergía, Mario Ruiz-Tagle.

De acuerdo con Ruiz-Tagle, los resultados son, además, fruto de “esfuerzos” en diversos frentes, como la operación de combate a las pérdidas y la reducción del número de pérdidas, especialmente entre las distribuidoras Coelba y Celpe.

“La energía inyectada y la recaudación, igualmente, fueron destaque en el trimestre, así como la facilitación de medios de pago ofrecidos a los clientes”, agregó.

Según destacó Neoenergía en su balance, la energía inyectada totalizó 37.208 gigavatios-hora (GWh) en el primer semestre del año, un 6,8 % más frente al mismo periodo, sin tener en consideración la distribuidora de Brasilia, que fue incorporada en marzo de este año.

La compañía informó igualmente que invirtió 3.500 millones de reales (unos 670 millones de dólares) en los primeros 6 meses del año, lo que supone un incremento del 50 % frente al mismo periodo de 2020.

El aumento de la inversión, según la empresa, siguió la estrategia de expansión y avance de los proyectos, especialmente en los segmentos de energía eólica y transmisión.

La deuda bruta consolidada de la compañía eléctrica, incluyendo préstamos, obligaciones e instrumentos financieros, alcanzó en junio los 29.849 millones de reales (alrededor de 5.720 millones de dólares), un 30,4 % más respecto al sexto mes del año anterior.

Neoenergía, presente en 18 de los 27 estados brasileños, llegó a finales del segundo trimestre a los 15,6 millones de clientes, lo que supone un incremento del 2,2 % frente al mismo periodo de 2020.

La compañía cuenta en Brasil con una capacidad de generación de cerca de 4.000 MW, de los cuales casi el 88 % son renovables; controla 5 distribuidoras (Cosern, Celpe, Coelba, Elektro y CEB) y posee casi 679.000 kilómetros de líneas eléctricas.

Neoenergía, controlada por Iberdrola (52,45 %) y que tiene como socios al estatal fondo de pensiones Previ (38,21 %) y al estatal Banco do Brasil (9,34 %), cotiza en la bolsa de Sao Paulo, lo que la convierte en la mayor distribuidora brasileña de capital abierto.