Netflix le ve las orejas al lobo: pierde suscriptores en Norteamérica (aunque crece en beneficios)


La compañía también ha dado a conocer planes y cifras de espectadores de algunas series

‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ fue la serie más vista del trimestre. (Fuente: Netflix)

Buenas y malas noticias para Netflix en el balance del segundo trimestre de 2021 que acaba de presentar a sus inversores. La compañía obtuvo en estos meses un beneficio neto de 1.353 millones de dólares (1.148 millones de euros), lo que supone un 88% más que en el mismo periodo de 2020, y además logró llegar hasta los 209,2 millones de suscriptores en todo el mundo.

Sin embargo, el ritmo crecimiento del número de usuarios de Netflix está decayendo. En este trimestre, la plataforma solo sumó 4 millones de suscriptores nuevos, quedándose por debajo de la previsión de 6 millones, y muy lejos de los datos del segundo trimestre de 2020, cuando sumó 15,8 millones. Estos datos que hacen saltar las alarmas se complementan con otro que no es tan significativo numéricamente pero sí representativo del problema: pierde 400.000 suscriptores en Estados Unidos y Canadá. Desde 2013, es la segunda vez que la compañía no gana suscriptores en esta región (la otra fue el segundo trimestre de 2019).

Así, el balance de este trimestre de Netflix parece confirmar lo que muchos analistas de Wall Street llevan tiempo avanzando: que la compañía estaba a punto de tocar techo y, por tanto, iba a dejar de crecer salvo que pensase cambios. Y a eso responde, precisamente, uno de los anucios que Ted Sarandos hizo: confirmaba lo que se había rumoreado estos días de que van a meter la cabeza en la industria del videojuego. Lo harán primero solo para dispositivos móviles y se incluirá el servicio dentro de la suscripción mensual sin coste adicional.

Por otro lado, Sarandos constestó a otras preguntas que llevan planeando largo tiempo sobre el hipotético futuro de la empresa. Por un lado, negó que vayan a pujar por derechos de deporte en directo, alegando que su modelo es el vídeo bajo demanda y que, por tanto, solo les interesaba hacer contenido deportivo en la línea de El último baile, pero no retransmisiones. Por otro, negó que se planteasen negociar una gran fusión con otra compañía, como han hecho en tiempos recientes WarnerMedia con Discovery o CBS y Viacom.

Además, como es habitual en estas presentaciones, se dieron cifras de espectadores de algunas de sus series, aunque como siempre se hace con un enfoque un tanto cuestionable: cuenta como espectador aquel que haya visto al menos dos minutos de metraje. Con este parámetro, Sweet Tooth: El niño ciervo fue visto por 60 millones de espectadores, Sombra y hueso por 55 y la parte 2 de Lupin por 54. Élite creció hasta los 37 millones en sus 28 primeros días (la temporada anterior fue vista por 20 millones en el mismo periodo), superando así a otro boom en castellano, ¿Quién mató a Sara?, que llegó a 34 millones de hogares.