No será un turista espacial: Ashton Kutcher devolvió su pasaje para viajar con Virgin Galactic


Cumplir el sueño de viajar al espacio ya no es algo imposible, pero sí muy costoso. La predicción de los grandes autores de ciencia ficción es una realidad: varias empresas ofrecen contemplar la Tierra desde más arriba de lo que cualquier persona se habría animado a imaginar. Uno de los pocos afortunados que contaba con un pasaje para un paseo suborbital era Ashton Kutcher. Sin embargo, el actor decidió vender su ticket y postergar el viaje.

En diálogo con Cheddar News, el protagonista de El Efecto Mariposa explicó por qué dejó pasar esta oportunidad inmejorable: “Cuando me casé y tuve hijos, mi esposa me dijo que no era una decisión familiar inteligente ir al espacio cuando tenemos niños pequeños”. Y completó: “Entonces, terminé vendiendo nuevamente mi boleto de vuelta a Virgin Galactic. Se suponía que iba a estar en el próximo vuelo, pero no estaré”.

Kutcher se casó en 2015 con la actriz Mila Kunis, con quien tuvo dos hijos: Wyatt, de 6 años, y Dimitri, de 4. El pasaje lo había adquirido en 2012 por una suma cercana a los 200 mil dólares y en ese momento se había convertido en el cliente número 500 de la empresa creada por el multimillonario Richard Branson. Pese a esta decisión, el sueño se mantiene intacto y Kutcher planea viajar cuando sus hijos sean más grandes. “En algún momento iré al espacio”, concluyó.

¿Cuánto sale ser un turista espacial?

Actualmente dos compañías se posicionan en el incipiente negocio de los viajes espaciales: Blue Origin, del multimillonario Jeff Bezos, y la ya mencionada Virgin Galactic. En la primera, un cohete es lanzado verticalmente, y la cápsula en la que se encuentran los pasajeros se desprende en vuelo hasta alcanzar los 100 km de altura, antes de volver a caer a la Tierra colgada de tres paracaídas.

En tanto, Virgin Galactic utiliza un enorme avión de transporte que despega de una pista clásica llevando a otro similar a un gran jet privado, que en determinado punto se suelta y vuela de manera autónoma a velocidad supersónica hasta alcanzar los 80 km de altitud. Luego desciende planeando.

La empresa de Blason anunció que el inicio de sus operaciones comerciales regulares será a principios de 2022, después de dos vuelos de prueba finales. La fila será larga: ya se vendieron 600 tickets. Y si el proyecto toma el rumbo esperado, planean realizar un máximo de 400 vuelos por año por base espacial.

Réplica de un cohete espacial de Virgin Galactic exibida en el centro de visitantes de Truth or Consequences, en Nuevo México, el 12 de julio del 2021. (AP Photo/Susan Montoya Bryan)

Los primeros pasajes vendidos por Virgin Galactic costaron entre 200.000 y 250.000 dólares cada uno, pero ya anunciaron que los asientos que se pondrán a la venta próximamente serán más costosos.

En cuanto a Blue Origin, no se anunció un calendario preciso ni se confirmaron los precios. Sin embargo se subastó un asiento en el primer vuelo tripulado a cambio de 28 millones de dólares.