Peso se aprecia tras dato de inflación de EU y esbozo de plan de tapering


El peso mexicano se apreció frente al dólar estadounidense este miércoles, después de un dato de inflación en Estados Unidos superior al esperado y de que la Reserva Federal (Fed) esbozó un plan de reducción de estímulos.

El tipo de cambio terminó la jornada en 20.6400 unidades por billete verde, contra un cierre oficial de 20.7580 unidades ayer, según el Banco de México (Banxico). Esto significa que el peso ganó 11.80 centavos o 0.57 por ciento.

El cruce se movió en un rango acotado entre un máximo de 20.8023 unidades y un mínimo de 20.5956 unidades, que fue su mejor nivel en lo que va de la semana. Esto lo permitió un retroceso generalizado del billete verde.

Al cierre del peso, el Índice Dólar (DXY), que mide a la divisa estadounidense con una cesta conformada por seis monedas de referencia, perdía -0.46% a un nivel de 94.08 puntos. Esta caída ocurrió en reacción a la inflación.

Los precios en Estados Unidos aumentaron en septiembre 0.4% mensual, por arriba de un dato de esperado de 0.3 por ciento. Este dato ubicó la tasa interanual de inflación en 5.4%, muy superior al objetivo de 2 por ciento.

«El movimiento se debe al dato de inflación que, a pesar de haber sido alto, de 5.4% contra uno esperado de 5.3%, la inflación subyacente fue de 4% en línea con lo esperado», explicó Aurea Kapital Markets en un reporte.

Más tarde, los banqueros centrales de Estados Unidos señalaron, en las minutas de la Fed, que podrían empezar a reducir a mediados de noviembre el apoyo que dieron a la economía durante la crisis que generó la Covid-19.

Aunque en un inicio la reacción de la divisa mexicana a la cifra de inflación fue negativa, y recortó parte de sus ganancias, la postura de la Fed sobre el grado de amenaza que tiene esta inflación fue moderada y dividida.

jose.rivera@eleconomista.mx