Por la restricción a las importaciones, Renault dejó de vender en el país el Kwid, su auto más barato


Renault informó que interrumpió la venta del Kwid en la Argentina, debido a los problemas de disponibilidad generados por las restricciones a las importaciones.

El Kwid era el modelo más económico que ofrecía la automotriz francesa en nuestro mercado. Y también uno de los más vendidos, aunque desde hace varios meses comenzó a caer en el ranking de patentamientos debido a la falta de disponibilidad de unidades.

“Atentos a los problemas de disponibilidad generados por las restricciones a las importaciones y con el objetivo de potenciar los vehículos de fabricación nacional, nos vimos obligados a tomar la decisión de discontinuar momentáneamente la importación y venta del modelo Kwid en nuestro país”, indicaron a Clarín los voceros de la marca francesa.


La gama estaba compuesta por cuatro versiones, toda equipadas con un motor 1.0 de 66 caballos.

A su vez, esta noticia suma otro dolor de cabeza a los ahorristas que estaban pagando sus cuotas a través de Plan Rombo. Ante esta situación, desde la compañía informaron que «todas las personas que tenían un plan activo de Kwid son migrados automáticamente a un plan de Sandero, una gama con mayores dimensiones, mejor motorización y más equipamiento de confort».

La «buena noticia», según agregaron los voceros es que a ese grupo de clientes que habían solicitado un Kwid, se les facturará un vehículo de la gama Sandero, sin costo adicional.

La despedida de un auto económico

Por estar sujeto a distintas bonificaciones y promociones, el Renault Kwid fue uno de los modelos más económicos. Sin embargo, en el último ranking de julio realizado por Clarín Autos sobre autos con precios hasta $ 1.500.000, el modelo fabricado ocupaba el sexto lugar

El Kwid se produce en la planta brasileña de Sao José dos Pinhais. Desde allí  llegaba con un motor naftero de 1.0 litro y 66 caballos de fuerza, que se acopla con una caja de cambios manual de 5 marchas.

Los clientes que estaban pagando sus cuotas por un Kwid migrarán automáticamente a un Sandero, sin costo adicional.

Los clientes que estaban pagando sus cuotas por un Kwid migrarán automáticamente a un Sandero, sin costo adicional.

La gama estaba compuesta por cuatro versiones, que según la lista de precios correspondiente a octubre de 2021, arrancaba desde $ 1.886.300 (Zen) y llegaba hasta $ 2.089.600 (Intens).

Además de ser económico y rendidor, el Kwid también se caracterizó por su bien equipamiento desde la versión de entrada de gama, que contaba de serie con airbags frontales y laterales delanteros, anclajes Isofix para sillas infantiles, aire acondicionado y la dirección asistida eléctrica, entre otros.

El Kwid comenzó a venderse en nuestro país a fines de 2017. A partir de ese momento se convirtió en el caballito de batalla de la marca francesa, consiguiendo más de 45 mil patentamientos.