Reducen a ocho días hábiles el plazo de acreditación de las compras con tarjetas de crédito para los pequeños comercios


En la imagen, un punto de pago junto a una tarjeta de crédito. EFE/Oskar Burgos/Archivo

Los bancos deberán acreditar a los pequeños comercios el importe de las compras con tarjetas de crédito en un plazo máximo de 8 días hábiles, en lugar de los 18 días hábiles en promedio de la actualidad. La reducción del plazo, dispuesta hoy por el Banco Central, abarcará también un tratamiento especial para los sectores más afectados por las restricciones de la pandemia: empresas de salud, gastronómicas y hoteleras.

La resolución beneficiará a pequeños comerciantes ya que reduce los costos financieros provocados por la inflación. El plazo que transcurre entre que el cliente paga en el mostrador con su tarjeta de crédito y el dinero es depositado en su cuenta le puede hacer perder parte de su rentabilidad. Obligar a los bancos a acreditar los fondos diez días habiles antes, puede evitarle al comerciante resignar un 2% del importe en términos reales, en meses en que la inflación ronda el 4%.

La demora en la acreditación, junto con la carga impositiva, es uno de los principales factores por los que muchos comerciantes son reacios a aceptar pagos con tarjeta de crédito. En el caso de las tarjetas de débito, el plazo suele ser de solo 48 horas y algunos “aceptadores” de pagos incluso les ofrecen a los comercios la acreditación en forma inmediata.

La medida entrará en vigencia a partir del 1° de julio y alcanzará, según estimaciones del BCRA, a 1,5 millón de comerciantes que percibirán antes su dinero. A partir del mes próximo, los micro y pequeños comercios recibirán el cobro de las ventas efectuadas con tarjeta de crédito a los 8 días hábiles de concretada. En el caso de las empresas medianas, el plazo será de 10 días hábiles y para las grandes empresas el plazo continuará siendo de 18 días hábiles.

En el caso de las empresas de salud, gastronómicas y hoteleras regirá también la reducción a 8 días si se trata de micro o pequeños comercios y se reducirá a 10 días hábiles para el resto de las empresas del sector.

La medida entrará en vigencia a partir del 1° de julio y alcanzará, según estimaciones del BCRA, a 1,5 millón de comerciantes que percibirán antes su dinero

La determinación del tamaño de cada empresa se hará siguiendo la definición de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores. En el caso del comercio se considera que es micro si factura menos de $57 millones al año, pequeño hasta $352 millones y mediano si vende anualmente hasta $ 2.588 millones.

El promedio de 18 días hábiles, apuntó el BCRA en un comunicado, ha sido “históricamente el plazo en que se hacía efectivo el pago de los bancos a los comercios. Este esquema era neutral respecto al descalce de plazos entre el momento de pago del usuario y la recepción por el comercio”.

Este esquema facilita la fluidez del sistema de pagos y se complementa con el límite de la tasa de interés que los bancos pueden aplicar a los usuarios que optan por financiar el pago de sus consumos”, agregó.

Noticia en desarrollo