Tesla necesita desesperadamente un número 2 para Elon Musk


(CNN Business) — Tesla es una de las empresas más valiosas del mundo. Pero existe una creciente preocupación en Wall Street por el hecho de que el CEO Elon Musk no tiene un sucesor claro.

Si bien no es probable que Musk se haga a un lado en Tesla en el corto plazo, es evidente que tiene muchos más intereses, algunos los llamarían distracciones, más allá de los vehículos eléctricos. Últimamente ha estado obsesionado con las criptomonedas, especialmente con dogecoin, y habló de ello brevemente mientras presentaba «Saturday Night Live«. También está a cargo de SpaceX , otra empresa de alto perfil.

Con todo eso en mente, algunos analistas y administradores de fondos esperan que Musk finalmente contrate a un director de operaciones. O, como mínimo, quieren que anuncie un plan de sucesión de Tesla.

Tienen razón.

Tesla cancela la producción del modelo S Plaid+ 1:04

Un segundo liderazgo

No tiene sentido que Tesla sea esencialmente un espectáculo de un solo hombre, mientras que SpaceX tiene un director de operaciones extremadamente hábil en Gwynne Shotwell, una de las primeras contrataciones de esa compañía, que es capaz de asumir el liderazgo si Musk no pudiera hacerlo. ¿Por qué Musk no tiene a alguien como Shotwell en Tesla?

«Si algo le sucede a Musk, no sé qué haría Tesla. He presionado a la junta directiva para que tenga un director de operaciones y un plan de sucesión», dijo Ross Gerber, cofundador y director ejecutivo de Gerber Kawasaki, una firma de inversión que tiene su posición más grande en Tesla pero recientemente recortó su participación.

«Es absurdo que una empresa con un valor de casi US$ 600.000 millones se maneje de esta manera», afirmó Gerber, «especialmente porque Musk tiene tantas otras cosas en marcha».

Tesla no respondió a las solicitudes de comentarios de CNN Business sobre esta historia.

¿Por qué los autos eléctricos son tan pesados? 1:13

Alto ejecutivo dejó la empresa

Tesla ha sufrido una pequeña fuga de cerebros en los últimos años, con la salida de varios ejecutivos de alto perfil. Lo más reciente, y lo más alarmante para los inversores de Tesla, es la partida esta semana de Jerome Guillén.

El veterano de Tesla de casi 11 años había estado dirigiendo la división de camiones y anteriormente se desempeñó en muchos roles, incluido el de presidente de la división automotriz y director de programas en el sedán Model S de Tesla.

La partida de Guillén subraya lo importante que es para Musk tener un verdadero gurú de las operaciones que pueda centrarse en los detalles del negocio principal del automóvil sin distraerse con cosas como los memes de las redes sociales y las criptomonedas.

“El que Jerome abandonara Tesla es un gran vacío que será difícil de llenar y aumenta la presión para contratar finalmente a un director de operaciones bajo las órdenes de Musk», dijo el analista de Wedbush Securities, Dan Ives, en un correo electrónico a CNN Business.

«Guillén ha sido una parte clave de la historia de éxito del ADN de Tesla durante la última década y fue elegido para liderar los planes de los camiones pesados, que ahora se encuentran en un estado de limbo», agregó Ives.

Las opiniones

A los analistas les encantaría que Musk tuviera a alguien en quien apoyarse: Steve Jobs tenía al ahora director ejecutivo de Apple, Tim Cook, y Mark Zuckerberg de Facebook lo tiene con la directora de operaciones Sheryl Sandberg.

También vale la pena señalar que el CEO de Amazon (y rival de exploración espacial ), Jeff Bezos, planea hacerse a un lado el próximo mes, entregando las riendas al jefe de servicios web de Amazon, Andy Jassy.

Pero la posición en Tesla ahora parece sorprendentemente delgada para muchos observadores de Wall Street.

Tesla Model 3 pierde posición clave en ranking de autos 1:06

David Whiston, un analista automotriz de Morningstar, dijo en un correo electrónico a CNN Business que el único ejecutivo que queda que podría tener sentido como sucesor de Musk es Andrew «Drew» Baglino, vicepresidente senior de ingeniería energética y del tren motriz de Tesla, quien ha estado con la empresa desde 2006.

«Wall Street no tiene un claro número 2 a menos que sea Drew Baglino», escribió Whiston, y agregó que no creía que la compañía eligiera al director financiero Zach Kirkhorn como sucesor.

«Guillén tenía mucho conocimiento de operaciones / fabricación que necesita ser reemplazado», dijo Whiston. Añadió que «será difícil encontrar un externo dispuesto a asumir un cargo de director de operaciones bajo Elon» debido a la inclinación de Musk por la microgestión.

Las acciones de Tesla han tenido un funcionamiento eléctrico, pero se han enfriado últimamente

Sin duda, muchos inversores de Tesla no están demasiado preocupados por la vida después de Musk. La compañía ha sido una inversión fenomenal para los patrocinadores desde hace mucho tiempo, aumentando más del 1.200% en los últimos cinco años.

Pero los inversores aún pueden estar un poco frustrados por los constantes tuits de Musk y lo que parece una falta de concentración y autodisciplina.

Las acciones de Tesla han bajado casi un 15% este año, incluso cuando el Nasdaq ha ganado un 8% y el S&P 500 ha subido un 13%. Los fabricantes de automóviles rivales de EE. UU. también han dejado las acciones de Tesla en el polvo este año, ya que los inversores están entusiasmados con sus perspectivas en el mercado de vehículos eléctricos.

Tesla supera la marca de ganancias de US$1.000 millones 1:01

Stellantis, anteriormente Fiat Chrysler, ha ganado casi un 45% en 2021. GM ha aumentado más del 50% este año, mientras que Ford se ha disparado alrededor del 75%.

«Es decepcionante ver a Jerome salir del escenario a la izquierda», afirmó Ives, el analista de Wedbush. «Musk dirige y controla la visión estratégica de Tesla, pero el poder ejecutivo es escaso en un momento en que la competencia viene de todos los ángulos en este maremoto verde de vehículos eléctricos».