Tesla retrasa la apertura de su gigafactoría de Berlín



Tesla ha retrasado seis meses la puesta en funcionamiento de su nueva gigafactoría de Berlín, según ha informado el medio alemán Automobilwoche. Esto significa que el centro de Grunheide no se pondrá en marcha en julio de 2021, sino que lo hará en enero de 2022.

La marca de Elon Musk empezó a instalar maquinaria en la planta a finales del año pasado. El objetivo original era que este mismo verano se ensamblaran las primeras unidades del Tesla Model Y, un objetivo que se repitió hace tan sólo unos días en la presentación de los resultados económicos del primer trimestre.

Pero Automobilwoche informa ahora que esta meta será irrealizable. Y hay varios motivos que explicarían este retraso.

El primero es que la factoría aún no tiene todos los papeles en regla. Quizá así se entiende que hace unas semanas Tesla criticara públicamente la burocracia alemana, a la que acusó de ser demasiado lenta y de ser contraproducente para la transición a la movilidad sostenible.

Pero la construcción del área de ensamblaje de baterías avanza más lento de lo previsto y no es factible que esté terminada a tiempo para el mes de julio. La esperanza es que sí sea una realidad a finales de este mismo año, aunque todavía está por ver cuánto tardará en alcanzar un volumen considerable.

En los últimos días, sin embargo, también ha trascendido que la administración alemana ha abierto una investigación para determinar si Tesla ha contaminado el agua potable de la región. En una investigación rutinaria se hallaron zanjas para tuberías de aguas industriales. Esto obligó a paralizar la construcción durante dos semanas, entre el 26 de marzo y el 12 de abril.

Cuando esté terminada, la gigafactoría de Berlín contribuirá a la producción del Tesla Model Y. Su planta de baterías ensamblará la nueva celda 4680.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard