Todos los detalles que se han actualizado en el Volkswagen Polo 2021 | Motor


Más fresco y juvenil que nunca podemos encontrarnos con este vehículo que despierta tanto interés.

Los utilitarios se habían quedado algo rezagados en ciertas marcas respecto a algunos de sus hermanos de gama. Claro ejemplo de ello es el Volkswagen Polo, modelo que estaba a la sombra del Golf pero que ahora saca pecho gracias a una trascendente actualización que aporta importantes novedades.

Y es que el utilitario de Volkswagen se ha sometido a una serie de cambios que afectan a la estética, tecnología y mecánica. Con todo esto, los de Wolfsburgo han conseguido rejuvenecer al Polo para así poder aguantar con tenacidad el devenir del tiempo y los nuevos rivales que le acechan en el mercado.

Todo lo que necesitas saber sobre Xiaomi Mi Band 6, la pulsera de actividad que volverá a conquista el mundo, barata y con muchas funciones.

El Volkswagen Polo 2021 se actualiza: más fresco que nunca

Empezando por el apartado estético, nos encontramos con un renovado frontal en el que destacan unos faros LED unidos entre sí por una tira de luces. La defensa delantera también recibe cambios, los cuales se transportan hasta la zaga, zona en la que hacen acto de presencia unos nuevos pilotos con forma de «L» tumbada y una nueva posición para la denominación Polo.

En el habitáculo destaca un volante de nueva factura, la instrumentación digital de 8 pulgadas -aunque en acabados superiores puede ser de 10,25 pulgadas- y una nueva  pantalla de infoentretenimiento que puede ser de 6,5 o 9,2 pulgadas. También destaca el cuadro de la climatización que, pese a seguir siendo físico, presenta una nueva botonera.

En lo que a tecnología se refiere, el Volkswagen Polo 2021 estrena lo que se conoce como IQ.DRIVE Travel Assist, un sistema de conducción parcialmente automatizada que combina el control de crucero adaptativo con el avisador de salida de carril para ofrecer asistencia a velocidades de hasta 210 km/h.

También encontramos novedades en las mecánicas, elenco conformado ahora única y exclusivamente por opciones gasolina. Con esto, nos encontramos con el 1.0 MPI de 80 CV como versión de acceso con caja manual de cinco relaciones y al que le sigue el 1.0 TSI de 95 CV con mismo cambio o DSG de 7. Como tope de gama de momento se sitúa el mismo 1.0 TSI pero desarrollando 110 CV de potencia y tan solo con cambio DSG. También destaca la presencia del 1.0 TGI de 90 CV, variante que recurre al GNC como segundo sustento de vida.

Este artículo fue publicado en Top Gear por Javier López.