Un hogar acogedor mejora la salud mental, según un estudio de Ikea


MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) –

Las personas que se han sentido bien en su hogar durante la pandemia han visto mejorar su salud mental, mientras que aquellos que no estaban satisfechos en ese aspecto no han percibido esa mejora, según el informe anual de Ikea ‘Life at Home’.

El informe aborda la relación entre el bienestar mental y el hogar en un contexto en el que uno de cada tres españoles encuestados ha experimentado un impacto negativo en su salud mental.

En concreto, el 32% que ha tenido una mejor relación con el espacio en el que vivía durante la pandemia ha percibido una mejora en su salud mental, a diferencia del 11% insatisfecho.

«Esto es importante porque el 11% afirma que el lugar en el que viven no satisface suficientemente sus necesidades y su situación necesita ser abordada», ha apuntado la responsable de Investigación de Ikea España, Ana García, según un comunicado.

«Al analizar las opiniones de más de 34.000 encuestas en 34 países esperamos comprender en mayor profundidad esta relación entre hogar y bienestar mental para saber cómo mejorar la vida de más personas», ha agregado García.

Por otro lado, el estudio pone de manifiesto que el 64% de las personas ya ha realizado cambios en su hogar en los últimos 12 meses para adaptarse a las nuevas necesidades que ha generado la pandemia.

«Ahora sabemos que la casa ideal es un lugar más espacioso, confortable para vivir y conectado con la naturaleza, donde podamos estar cerca de las personas que nos importan y realizar las actividades que nos hacen sentir bien», ha comentado el director creativo de Ingka Group, Marcus Engman.

Según se desprende del estudio, el peso de las relaciones sociales ha cambiado en el último año, ya que el vínculo con la familia directa se ha reforzado para cuatro de cada diez españoles (42%), mientras que casi un tercio (28%) considera que la relación con sus amistades se ha visto resentida.

Por otra parte, las actividades que los españoles califican como las más importantes para mantener una sensación de bienestar mental en el hogar son relajarse (62%), dormir (58%) y pasar tiempo en pareja (39%).

Junto a esto, la vida urbana y las distancias de desplazamiento son menos importantes de lo que eran, pero cobra importancia el barrio (el 85% ha pasado más tiempo en su barrio) y, a la hora de buscar un nuevo lugar de residencia, uno de los aspectos más relevantes (30%) es vivir cerca de la familia y los amigos.

En concreto, el 40% busca una casa más espaciosa, el 39% quiere tener un jardín privado o terraza, el 37% busca zonas verdes en las inmediaciones, y el 33% demanda más privacidad y espacios para realizar actividades y hobbies.

En cuanto a quiénes recurren los españoles a la hora de hablar de su salud mental, la primera preferencia es la pareja (52%), seguida de amigos (44%), terapeuta (26%), hermanos (21%) y padres (20%).

Por último, los españoles son moderadamente optimistas en lo que al futuro inmediato se refiere (próximos dos años), con un 39% que ve el futuro con optimismo, mientras que un 31% cree que su vida empeorará.

Ikea, que aterrizó hace 25 años en España, afirma que su misión es crear un mejor día a día para la mayoría bajo el concepto del «diseño democrático», que se traduce en que todas las personas puedan acceder a productos funcionales, de diseño, sostenibles, de calidad y a un precio asequible.