Un récord de 4.3 millones de estadounidenses renunciaron a sus trabajos en agosto | Noticias Univision Dinero


El número de personas que renunciaron a sus trabajos durante el mes de agosto se disparó a niveles récord, aumentando las dificultades de empleadores estadounidenses para cubrir vacantes. Muchos de los trabajadores han tomado esa decisión impulsados por una combinación de factores que incluyen un aumento en las oportunidades fuera de su empleo actual, combinado con mejores salarios.

De acuerdo con un informe publicado este martes por el Departamento del Trabajo, el pasado mes de agosto se registraron 4.3 millones de renuncias, el número más alto desde diciembre de 2000. Eso equivale a casi el 3% de la fuerza laboral. Además, la cantidad de puestos de trabajo disponibles cayó a 10.4 millones, de un récord de 11.1 millones el mes anterior.

El informe del martes, conocido como Encuesta de Aperturas de Empleo y Rotación Laboral, incluye cifras brutas y mostró que la contratación total en agosto cayó bruscamente a 6.3 millones, de 6.8 millones en julio.

Los datos ayudan a resolver un rompecabezas que se cierne sobre el mercado laboral: la contratación se desaceleró drásticamente en agosto y septiembre, incluso cuando el número de puestos de trabajo publicados estuvo cerca de niveles récord. En el último año, los puestos de trabajo abiertos aumentaron un 62%. Sin embargo, la contratación general, según la medición del informe del martes, en realidad ha disminuido ligeramente durante ese tiempo.

El salto en los abandonos sugiere fuertemente que el miedo a la variante delta es en parte responsable de la escasez de trabajadores. El miedo a la enfermedad probablemente hizo que muchos de los desempleados no buscaran o aceptaran trabajo.

A medida que aumentaron los casos de covid-19 en agosto, las renuncias se dispararon en restaurantes y hoteles con respecto al mes anterior y aumentaron en otros trabajos de cara al público, como el comercio minorista y la educación. Casi 900,000 personas dejaron sus trabajos en restaurantes, bares y hoteles en agosto, un 21% más que en julio. Los despidos de trabajadores minoristas aumentaron un 6%.

Es probable que otros factores también hayan contribuido al aumento de los abandonos. Con muchos empleadores desesperados por obtener trabajadores y los salarios aumentando a un ritmo saludable, los trabajadores tienen una capacidad mucho mayor para exigir un salario más alto o ir a otra parte para encontrarlo.

Los datos de agosto probablemente sean demasiado tempranos para reflejar el impacto de los mandatos de vacunación. El mandato del presidente Joe Biden no se anunció hasta el 9 de septiembre. United Airlines anunció su mandato a principios de agosto, pero fue una de las primeras compañías en hacerlo. Y los despidos se mantuvieron sin cambios en agosto, según el informe.

Los abandonos también aumentaron más en el sur y el medio oeste, dijo el gobierno, las dos regiones con los peores brotes de covid-19 en agosto.

Cuando los trabajadores renuncian, generalmente se considera una buena señal para el mercado laboral, porque las personas generalmente dejan sus trabajos cuando ya tienen otros puestos o confían en que pueden encontrar uno. El gran aumento de agosto probablemente refleja algo de esa confianza entre los trabajadores.

Pero el hecho de que el aumento de las cesantías se haya concentrado fuertemente en sectores que involucran un contacto cercano con el público es una señal de que el miedo al covid-19 también jugó un papel importante. Es posible que muchas personas hayan renunciado incluso sin otros trabajos que tomar.

Aumento de sueldos, bonos y capacitación

Muchas empresas dicen que encuentran desafiante esta nueva dinámica mientras luchan por retener empleados y encontrar candidatos calificados para puestos vacantes. Algunas empresas han tenido éxito aumentando los sueldos y las compensaciones.

Compañías que usualmente contratan a miles de trabajadores temporales a fin de año se enfrentan al mercado laboral más apretado en décadas, haciendo muy improbable que encuentren al personal que necesitan. Para los compradores, eso pudiera significar una experiencia de compras menos placentera, con menos personal en las tiendas y pedidos en internet que tardan más tiempo.

Incluso antes de la temporada de contrataciones navideñas, los empleadores estaban tan desesperados para encontrar trabajadores que elevaron el salario por encima de 15 dólares la hora, comenzaron a ofrecer bonos de cuatro dígitos por contratación y prometían capacitación pagada a empleados. Pero eso tuvo un éxito limitado. Si no pueden encontrar suficientes trabajadores a tiempo para las navidades, eso pudiera volverse costoso para los negocios y causar agotamiento de sus empleados.

Las prestaciones adicionales por desempleo, que incluyeron un suplemento federal de 300 dólares a la semana además de programas que cubrían a los trabajadores independientes y a las personas desempleadas por seis meses o más, concluyeron en septiembre. Eso dejó sin ayuda a unos 7 millones de personas. Hasta ahora, no obstante, el fin de esos programas parece haber tenido muy poco efecto en el número de personas que buscan trabajo.

No tener suficientes empleados puede resultar costoso para las compañías. FedEx dijo que se gastó 450 millones de dólares entre junio y agosto debido a salarios más altos, paga de tiempo extra y otros costos relacionados con el mercado laboral.

Loading