6 cosas a tener en cuenta en las elecciones revocatorias de California


Los Ángeles (CNN) — El intento de destitución del gobernador de California, Gavin Newsom, alcanzará su punto culminante este martes, con las encuestas y los datos de devolución de boletas hasta ahora que muestran al gobernador demócrata en una posición sólida para mantenerse en el poder en el estado demócrata más grande del país.

El esfuerzo de revocatoria es en gran parte una elección de boletas por correo. A todos los votantes activos en el estado se les ha enviado una boleta por correo antes del día de las elecciones, pero las personas que quisieran votar en persona también han podido hacerlo. Las urnas en persona cierran a las 8 pm hora del Pacífico el martes en California.

Una serie de encuestas recientes han mostrado que Newsom y el esfuerzo anti-revocatoria tienen una ventaja sólida. La encuesta más reciente del Instituto de Políticas Públicas de California encontró que el 58% de los votantes probables están a favor de mantener a Newsom en el cargo, en comparación con el 39% que quisiera destituirlo.

Pero si la mayoría de los californianos vota para destituir a Newsom, la segunda pregunta en la boleta determinará quién lo reemplaza. El presentador de radio republicano Larry Elder se está quedando con el concurso, según las mismas encuestas.

Newsom ha cerrado el intento de revocatoria nacionalizando el concurso, centrándose en lo que significaría para California, uno de los estados más liberales del país, estar representado por un republicano, comparando a Elder con el expresidente Donald Trump y criticando la forma en que otros gobernadores republicanos han liderado sus estados durante la pandemia de coronavirus.

Elder ha criticado repetidamente a Newsom por problemas más locales, que van desde la falta de vivienda hasta la sequía y el crimen, pero ha terminado su campaña sugiriendo infundadamente «chanchullos» en la elección, afirmaciones que han sido repetidas, sin evidencia, por Trump y los medios de comunicación de derecha.

La destitución de Newsom sería un golpe enorme para los demócratas. Pero si puede ganar este martes, el fracaso de la revocatoria podría afectar los planes republicanos de oponerse a la extralimitación demócrata en la lucha contra la pandemia de coronavirus, especialmente en una serie de contiendas competitivas en la Cámara de Representantes por California en 2022.

Aquí hay seis cosas a tener en cuenta la noche de las elecciones en California:

¿Newsom va ganando?

Newsom fue contundente cuando se le preguntó este domingo si importaba el margen de su potencial victoria este martes.

«Una victoria es una victoria», dijo Newsom. «Solo estamos tratando de hacer que nuestra gente salga».

Pero los funcionarios y operativos demócratas nacionales en todo el país estarán observando los resultados con la vista puesta en lecciones que aprender para las elecciones intermedias de 2022 y más allá. Las revocatorias son elecciones únicas: tienen mucho más que ver con el titular, menos con el entorno nacional y esta elección se lleva a cabo en un momento poco común para que la gente vote. Pero si el «no» en la revocatoria solo gana por un dígito en la California profundamente azul, varios de los principales demócratas se preocuparán por lo que eso presagia para el partido en 2022.

El equipo de Newsom estaba al tanto de esto antes de la revocatoria. Las primeras encuestas mostraron que los republicanos estaban mucho más animados a votar en la revocatoria, así sean superados en número casi 2 a 1 en el estado. Eso dio a los principales asistentes de Newsom un poco de agitación, con su escenario de pesadilla siendo una base republicana enardecida y una base demócrata deprimida, o inconsciente.

Según los datos de devolución de boletas (los demócratas parecen tener un rendimiento superior al registrado en su partido en las boletas que ya se han devuelto), el peor de los casos no se ha cumplido.

¿Aceptará Elder los resultados?

Incluso antes de que se anuncien los resultados, el principal candidato republicano Elder se ha aprovechado de las mentiras del expresidente Donald Trump sobre el fraude electoral y planteó sin fundamento la posibilidad de «chanchullos» en California.

Poner en duda la integridad de las elecciones, a pesar de la realidad de que no hay evidencia de fraude generalizado en ningún lugar de Estados Unidos, se ha vuelto popular en la política republicana y casi que lo exige una base que todavía es leal a Trump.

Y Elder, que anteriormente había dicho que el presidente Joe Biden ganó en 2020 «de manera justa y directa», ha abrazado más recientemente esas mismas mentiras.

«La elección de 2020, en mi opinión, estuvo llena de chanchullos», dijo Elder recientemente en Fox News. «Y mi temor es que lo intentarán en estas elecciones aquí mismo y la revocatoria».

Trump está incitando a Elder, quien dijo en una declaración llena de falsedades este lunes, el día antes de las elecciones: «¿Alguien realmente cree que la elección de revocatoria de California no está amañada?»

Elder dijo que su campaña tiene un equipo de abogados que «presentará demandas de manera oportuna» si surgen problemas.

¿Funcionó la nacionalización de Newsom?

Es posible que Newsom haya estado buscando mantener su trabajo como alto ejecutivo de California. Pero su mensaje en los últimos días de la campaña ha sido notablemente nacional.

Newsom advirtió repetidamente a los demócratas que Elder estaba «a la derecha de Donald Trump», invocando al expresidente que sigue siendo profundamente impopular en California. El gobernador también comparó su liderazgo con el de los gobernadores republicanos en Florida y Texas, acusando a los dos de poner a sus estados en un «abismo de covid». Y el líder demócrata pidió a numerosos demócratas nacionales, desde el presidente Joe Biden hasta la vicepresidenta Kamala Harris, el expresidente Barack Obama y los senadores Elizabeth Warren, Bernie Sanders y Amy Klobuchar, para que acudieran en su ayuda en las últimas semanas de la campaña.

Elder también ha adoptado un tono nacional en su campaña al señalar que él, en la posibilidad de una vacante en el Senado de Estados Unidos, podría nombrar a un republicano y poner fin al control demócrata del cuerpo legislativo.

Esta estrategia ha convertido la elección de este martes en un pseudo-referéndum sobre si Trump, y el espectro actual del trumpismo, aún pueden sacar a los votantes demócratas a poco menos de un año de las elecciones de 2020.

Según las conversaciones con numerosos votantes demócratas en California, está claro que Trump sigue siendo lo primero en que pensar.

«Cuando tienes otro candidato que es muy similar al que teníamos hace 4 años, eso no es lo que queremos en California», dijo María Morales, una funcionaria electa en El Monte, California. «Queremos ser tan progresistas como lo hemos sido en el pasado».

Una prueba de popularidad de las duras medidas del coronavirus

Los republicanos esperaban que una elección revocatoria en la azul California revelaría un manual nacional sobre cómo actuar contra la extralimitación demócrata en la lucha contra la pandemia.

En cambio, si las encuestas son precisas, podría tener el efecto contrario, revelando un amplio apoyo público a medidas como los mandatos de vacunación que Newsom ha impuesto a los maestros y trabajadores de la salud. Newsom no solo ha apostado por medidas estrictas contra el coronavirus, sino que las ha convertido en un elemento central de su argumento final a los votantes y utilizó la promesa de Elder de revertir las reglas contra el aspirante a gobernador republicano.

Otros demócratas en la boleta electoral de este año, incluidos el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy y Terry McAuliffe en Virginia, también han aceptado los mandatos de vacunación.

Aunque los tres se postulan en estados azules, su enfoque muestra la creciente creencia entre algunos demócratas de que la marea del sentimiento público se está volviendo contra los republicanos que abogan por los derechos personales y las opciones de aquellos cuya negativa a vacunarse está ayudando a prolongar la pandemia.

Si Newsom gana por un margen saludable, podría fortalecer la creencia de los demócratas de que las medidas estrictas destinadas a detener la propagación del covid-19 darán sus frutos este año y en las elecciones de mitad de período del próximo año.

El impacto del correo en la votación

Podría ser una noche larga.

Si la revocatoria está muy reñida, California no es conocida por contar rápidamente las boletas, lo que significa que el resultado final del concurso podría tomar algún tiempo en determinarse.

A cada votante activo en California se le ha enviado por correo una boleta para esta revocatoria y, para que esas boletas sean contadas, deben ser devueltas en persona antes del cierre de las urnas el martes, o deben tener el matasellos del día de las elecciones y ser recibidas por funcionarios del condado antes del 21 de septiembre, siete días después.

California fue uno de los pocos estados que cambió sus reglas electorales para las elecciones de 2020 y exigió que todos los votantes reciban una boleta por correo antes del día de las elecciones. Esa práctica continuó para la destitución y los demócratas en la legislatura del estado han presentado un proyecto de ley que garantizaría que todos los votantes registrados activos reciban una boleta para todas las elecciones en el futuro.

Newsom no dijo si firmaría el proyecto de ley durante una conversación con los reporteros este sábado, pero dijo: «La perspectiva de que California lo extienda se le ofrece al gobernador de California y espero estar allí para considerar la firma».

Es probable que no haya una celebridad ganadora

Rara vez un candidato ha atraído tanta atención, mientras que registra tan poco interés de los votantes, como la estrella de reality y exatleta olímpica Caitlyn Jenner.

Jenner comenzó la campaña de revocatoria con un activo importante: en un enorme campo de candidatos poco conocidos, tenía un nombre reconocido. Después de todo, California había visto a novatos políticos aprovechar su estatus de celebridad antes: en 2003, el actor Arnold Schwarzenegger emergió como el ganador republicano después de que el estado destituyera al impopular gobernador demócrata Gray Davis.

Jenner, sin embargo, a veces se enfrentó a un trato hostil y transfóbico, incluso en la Conferencia de Acción Política Conservadora en Dallas.

Tropezó en entrevistas, tanto al principio como al final de la carrera, incluso diciendo en CNN la semana pasada que apoyaba el derecho al aborto, pero también apoyó la decisión de Texas de prohibir el aborto más allá de las seis semanas, antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas.

Y dejó el estado y el país en julio, en medio de su campaña, para filmar un reality show en Australia.

Jenner ahora ingresa al día de las elecciones apenas registrando en las encuestas.