Al menos tres muertos tras el naufragio de un bote que al parecer transportaba inmigrantes a EEUU


Un helicóptero de la Guardia Costera de los EEUU sobrevuela a los barcos que buscan en el área donde un barco volcó cerca de la costa de San Diego el domingo. (AP Photo/Denis Poroy)

Al menos tres personas murieron y más de 20 debieron ser trasladadas a hospitales luego de que un bote que al parecer era usado para transportar inmigrantes indocumentados naufragó este domingo frente a las costas de San Diego, en el sur de California (EE.UU.), informaron las autoridades.

El accidente ocurrió el domingo por la mañana frente a San Diego, y todos los que iban a bordo de la embarcación de 12 metros saltaron al agua mientras el barco se desintegraba lentamente, según mostraron los videos de los testigos.

“Era una embarcación de contrabando”, dijo a los periodistas Jeffery Stephenson, de la Oficina de Asuntos Públicos de Aduanas y Protección de Fronteras. Los que iban a bordo eran probablemente migrantes que intentaban entrar ilegalmente en Estados Unidos, y “los agentes de la Patrulla Fronteriza están con un hombre que creemos que era el operador”.

“A los contrabandistas no les importa la gente que están explotando”, dijo.

Lo único que les importa es el beneficio. Tenían un equipo de seguridad inadecuado y, obviamente, esta embarcación estaba gravemente sobrecargada”.

Artículos del bote que naufragó en la costa de San Diego. (AP Photo/Denis Poroy)
Artículos del bote que naufragó en la costa de San Diego. (AP Photo/Denis Poroy)

Los 27 sobrevivientes fueron trasladados a hospitales con “diversos grados de lesiones”, dijo José Ysea, un portavoz del Departamento de Bomberos y Rescate de San Diego.

Los socorristas llevaron a cabo siete rescates en el agua y uno en un acantilado, dijo el jefe de los socorristas de San Diego, James Gartland.

El accidente tuvo lugar en un momento en que Estados Unidos vive una gran afluencia de inmigrantes indocumentados en su frontera sur.

Funcionarios y migrantes dicen que el éxodo fue provocada, en cierta medida, por el aumento de la pobreza y la violencia en Centroamérica, así como por la promesa del presidente Joe Biden de una política migratoria más humana.

El Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos dijo el viernes que estaba intensificando las patrullas frente a la costa de San Diego durante el fin de semana para interrumpir las rutas de contrabando de migrantes.

Hemos visto un aumento dramático en el número de intentos de contrabando marítimo recientemente”, dijo el agente jefe Aaron Heitke del sector de San Diego de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, en un comunicado.

Los restos de la embarcación San Diego. (AP Photo/Denis Poroy)
Los restos de la embarcación San Diego. (AP Photo/Denis Poroy)

“Todos estos cruces ilegales en el mar son intrínsecamente peligrosos, y hemos visto que demasiados pasan de ser arriesgados a ser trágicos, ya que los contrabandistas sacrifican la seguridad de los que están a bordo en aras de los beneficios”.

El jueves, los funcionarios fronterizos interceptaron una embarcación tipo panga que viajaba sin luces de navegación a 18 kilómetros de la costa de Point Loma con 21 personas a bordo. La tripulación detuvo a los 15 hombres y seis mujeres. Los agentes determinaron que todos eran ciudadanos mexicanos sin estatus legal para ingresar a Estados Unidos, según un comunicado emitido por Aduanas y Protección Fronteriza. Dos de las personas en el barco, los presuntos contrabandistas, enfrentarán cargos.

La Patrulla Fronteriza dijo el viernes que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley aumentarían las operaciones para interrumpir el contrabando marítimo frente a la costa de San Diego este fin de semana.

A medida que llega un clima más cálido a San Diego, existe la percepción errónea de que hará que los cruces ilegales sean más seguros o más fáciles, dijo la agencia en un comunicado.

A principios de marzo, una camioneta repleta de migrantes chocó con un camión con remolque en la comunidad agrícola de Holtville, California, a unos 200 kilómetros al este de San Diego. El accidente mató a 13 de las 25 personas dentro de la Ford Expedition 1997, incluido el conductor, en uno de los accidentes fronterizos más mortíferos en la historia de Estados Unidos.

Con información de AP

SEGUIR LEYENDO:

La alarmante alternativa usada por los “coyotes” para el tráfico de migrantes hacia EEUU: sin medidas de seguridad, cruzan a las personas por el mar
Cristina, tenía 19 años, quería llegar a EEUU para trabajar y operar a su hermana, su familia empeñó su casa pero fue calcinada en Tamaulipas
Ya son 20 servidores públicos ligados al asesinato de 19 personas en Camargo, Tamaulipas
Un futbolista, un maestro y un traficante mexicano entre los calcinados de Tamaulipas: Fiscalía