Alcalde en Venezuela marcará casas de supuestos positivos de covid-19


(CNN Español) –– En Venezuela, Luis Adrián Duque, alcalde del municipio Sucre en el estado de Yaracuy, anunció este martes que marcará las residencias en las que habitan supuestos pacientes con covid-19. Lo que ha generado malestar entre la población y críticas en las redes sociales.

«Estamos protegiendo a nuestro pueblo. Aquí indica cuando tenemos un caso de coronavirus o un caso sospechoso. Esto es lo que indica, para que nuestro pueblo esté alerta», dijo Duque en un video difundido en su cuenta de Instagram.

En el video se observa que al menos una residencia tiene colgado en la puerta un cartel con un signo de «prohibido» en color rojo. Algunos usuarios en redes sociales cuestionaron la medida del funcionario al considerarla que estigmatiza a los pacientes con covid-19 en Venezuela, mientras que otros hablaron de un atropello a la privacidad.

Este es el video con las declaraciones del alcalde Duque:

Tal es el caso de la ONG Acceso a la Justicia, que en su cuenta de Twitter publicó que los pacientes tienen derecho al respeto «a su dignidad e intimidad, sin que los puedan discriminar por razones de tipo geográfico, racial, social, sexual, económico, ideológico, político o religioso. ¿Lo sabe el alcalde Adrián Duque?».

CNN ha intentado contactar, sin éxito, a la Alcaldía para pedir más detalles sobre la medida y su reacción a las críticas.

CNN también ha solicitado la reacción de la Defensoría del Pueblo, pero tampoco ha obtenido respuesta. La oficina de comunicación de la gobernación de Yaracuy contestó que transmitirían la consulta, sin ninguna noticia adicional.

En declaraciones radiales, Duque dijo que aquellos pacientes con coronavirus que incumplan el aislamiento serán multados con 20 millones de bolívares. También advirtió que quienes quiten el cartel de las puertas de sus casas serán penalizados con 10 millones. En Venezuela, el salario mínimo es de 1,8 millones de bolívares, lo que equivale aproximadamente a un dólar estadounidense.

«Si reinciden, le vamos a hacer el videíto y le vamos a suspender la bolsa de comida y el gas», dijo Duque. Además, respondió a quienes creen que la medida es inconstitucional y los desafió a que, en ese caso, busquen asistencia en un tribunal con jurisdicción contencioso administrativo. «Si usted no me lo cumple, yo le meto desacato a la autoridad», agregó.

Venezuela vive un momento crítico con un repunte en el número de casos y muertes asociadas al covid-19. El cuestionado presidente Nicolás Maduro anunció que a partir del próximo lunes comenzará una semana sin restricciones bajo el esquema de 7+7, que contempla alternar una semana de flexibilización seguida de una semana de «cuarentena radical».

Maduro instruyó la hospitalización de todos los casos positivos de covid-19, para lo cual anunció la habilitación de hoteles como centros sanitarios. O sea, establecimientos para que los pacientes asintomáticos y con síntomas leves reciban atención médica. Los casos de moderados a graves recibirían atención en el sistema de salud pública y privada convencional.

El gobierno reportó hasta este lunes 169.074 casos de covid-19 y 1.693 muertes. Sin embargo, trabajadores de la salud y la oposición denuncian que hay un subregistro en casos, hospitalizaciones y muertes.

Por el momento, llegaron a Venezuela 250.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V y 500.000 de la china Sinopharm. El gobierno no difunde con frecuencia datos de cómo va el proceso de vacunación, mientras que hubo denuncias de que políticos y personas cercanas al poder accedieron a las dosis. El ministro de Salud, Carlos Alvarado, informó a fines de marzo que se habían vacunado unos 98.000 trabajadores de la salud.

Osmary Hernández colaboró con este informe.