Asamblea es demandada por aprobar Ley de Salud sin estudio ni discusión



Dicha demanda la interpuso la organización Cristosal por considerar que los diputados aplicaron la dispensa de trámite (urgente), la cual es «nula e ilegal», para someter a aprobación la nueva ley.

La organización Cristosal presentó ayer una demanda contra la Asamblea Legislativa ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por aplicar una dispensa de trámite “nula e ilegal” para someter a aprobación la nueva ley de salud.

En la segunda sesión plenaria de la nueva Asamblea, celebrada el 5 de mayo, el diputado de Nuevas Ideas, José Urbina, solicitó agregar a la agenda con dispensa de trámite (de manera urgente) para introducir la pieza de correspondencia que contenía la “Ley para el uso de productos para tratamientos médicos en situaciones excepcionales de salud pública ocasionadas por la pandemia de COVID-19”.

VEA: Nuevas Ideas aprueba ley que dejaría “impunes” posibles delitos en compras hechas por funcionarios públicos durante la pandemia

Posteriormente fue sometida a votación del pleno y con 64 votos de Nuevas ideas y partidos afines, fue aprobada la normativa.

Debido a este proceso seguido en la plenaria, Cristosal presentó esa demanda para que declare la nulidad de esa dispensa de trámite.

“Esta demanda es para que se conozca la pieza de correspondencia que contenía el proyecto para el uso de productos para tratamientos médicos en situaciones excepcionales de salud pública ocasionadas por la pandemia de COVID-19”, señaló Zaira Navas, jefa jurídica de Estado de Derecho y Seguridad de Cristosal.

Asimismo, justificó la demanda en que “los diputados la aprobaron con dispensa de trámite, sin discusión, sin debate, sin motivación y en una especie de madrugón esta dispensa de trámite que se vuelve un acto nulo de pleno derecho y por ende es un acto ilegal”.

VEA: “No es una ley de salud, es una ley de impunidad”, señalan expertos

Navas también destacó que esta ley busca frenar cualquier investigación y dejar en la impunidad los actos de corrupción cometidos en la adquisición de productos médicos para atender la pandemia del COVID-19, incluyendo aquellos cometidos antes de la vigencia de esta ley.

Finalmente destacó que en el artículo 4 y 8 de la ley se establecen la retroactividad, lo cual riñe con la Constitución de la República.