Calabazas GIgantes en Valtierra





Rubén Mendi vive de las calabazas. Se ha convertido en un auténtico maestro de este producto cultivando algunas que, por su peso, suponen un auténtico órdago a la naturaleza. También es el rey del Concurso de Calabazas Gigantes que cada año se celebra en su pueblo, Valtierra, en pleno corazón de la Ribera de Navarra

Tengo dos calabazas de las más grandes del mundo

La ganadora de este año pesa 1.142 kilos. Algo que puede parecer increíble pero para este agricultor es normal, incluso pequeña si se tiene en cuenta que en años anteriores ha presentado otras de mayor peso, como la que le permite ostentar el recod de España que consiguió el año pasado con una calabaza de 1.147 kilos.

Una afición más que una profesión

Tenemos una semilla muy buena que hemos hecho aquí en Valtierra

La afición de Ruben Mendi por cultivar este producto nació hace ya más de una década. Poco a poco, y en vista de los buenos resutados que obtenía, fue perfeccionado el cultivo y ha llegado a crear una semilla propia.

Pero también juega un papel esencial la suerte, porque además de la experiencia necesita una climatología adecuada que no está en su mano. La tierra de Valtierra por otro lado es proclive a crear estos monstruos, porque es generosa y muy productiva con estos cultivos. Pero no hay que olvidar que también exige muchísimo trabajo. Son calabazas muy complicadas de cultivar, porque desde que se siembran hasta que se recogen pasan cuatro meses. En ese tiempo pueden crecer un kilo por hora.

A por el record del mundo

Las calabazas de Rubén Mendi son ya reconocidas en todo el mundo porque él no se limita a los concurso nacionales sino que también compite a nivel internacional. Y ahora su objetivo es superar al granjero belga que ha cultivado la calabaza más pesada del mundo. Sólo le separan 34 gramos, y él cree que podría logralo en la próxima temporada.