Comisionado del Proyecto Dignidad pediría reconsideración al Supremo en caso Rosselló


El comisionado electoral del Proyecto Dignidad, Nelson Rosario Rodríguez, anticipó que solicitará reconsideración al Tribunal Supremo, que hoy rechazó evaluar en sus méritos la sentencia del Tribunal de Apelaciones que autorizó al exgobernador Ricardo Rosselló Nevares a juramentar como cabildero de la estadidad, pese a reconocer que no cumplía con los requisitos de residencia y domicilio a la fecha de la elección del 16 de mayo.

“Lo más probable es que vamos a solicitar reconsideración”, dijo Rosario Rodríguez, quien presentó, el pasado 8 de junio, la demanda exigiendo la descalificación de Rosselló Nevares, quien había sido certificado por la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) como ganador por nominación directa el 1 de junio.

Las reglas judiciales permiten solicitar hasta dos reconsideraciones al Tribunal Supremo.

Te recomendamos:

El abogado de profesión, como había argumentado en su recurso de certiorari al Supremo, planteó que uno de los principales problemas que presentó la sentencia del Tribunal de Apelaciones fue que dejó sin remedios a los comisionados electorales que tuvieran interés de cuestionar las cualificaciones de un ganador por nominación directa.

El Tribunal de Apelaciones interpretó que el triunfo de Rosselló Nevares no podía ser impugnado hasta que recibiera la “certificación final” de parte de la CEE, por lo que no procedía la demanda que Rosario Rodríguez presentó al amparo del artículo 7.5 del Código Electoral, que trata precisamente sobre la descalificación de candidatos. Así las cosas, el triunfo de una persona nominada directamente solo podría ser cuestionado bajo el artículo 10.15, que solo está disponible para candidatos derrotados que aleguen algún tipo de irregularidad o fraude en el proceso electoral en sí.

Las impugnaciones bajo el artículo 10.15 solo se pueden presentar dentro de los 10 días desde que al candidato derrotado se le notifica el resultado del escrutinio general.

“Es el remedio que queda luego de emitido el certificado de elección. Es lo que el Tribunal de Apelaciones confundió. Mencionó que se podía presentar el proceso de descualificación bajo la 10.15, y eso es un error craso, bien burdo. El Tribunal Supremo dijo que estaba sustancialmente correcto y yo confío que podamos persuadirlos de que no es así. Están sustancialmente equivocados”, dijo Rosario Rodríguez a Metro, al catalogar como otro error “burdo” el que el foro intermedio catalogara la certificación del 1 de junio como “preliminar” y no como “final”.

“Ha inmunizado a los candidatos por nominación directa. No hay forma de meterle las manos porque no sabes quién es candidato a nominación directa hasta que cuenten el primer voto a favor. No sabes cuántos hay y si gana o no hasta que emitan la certificación de después del escrutinio”, recalcó el comisionado de Proyecto Dignidad.

Rosario Rodríguez también manifestó su indignación ante el hecho de que tanto el Apelativo como el Supremo han ignorado el resultado del Tribunal de San Juan, donde se celebraron dos extensas vistas orales, se vio la evidencia y se concluyó que Rosselló Nevares incumplía tanto con el requisito de domicilio electoral como con el de residencia exigidos en la Ley 167-2020.

“Sería un jamaqueón. Es una bola de demolición que habría que ver hasta dónde llega. Pero esto trastoca gravemente la disposición que permite impugnar los requisitos de candidaturas. Da una carta blanca a los candidatos por nominación directa para subvertir la ley y el orden electoral. Lleva a menos la seriedad de la papeleta electoral, aparte de las otras cosas, como el asunto del domicilio. Cualquier persona puede ser candidato en Puerto Rico a pesar de no estar domiciliado aquí. Es fuerte”, dijo Rosario Rodríguez al preguntársele sobre las implicaciones a largo plazo si se la sentencia del Apelativo se sostiene de manera final y firme.

Una portavoz del comisionado electoral del Partido Popular Democrático, Ramón Torres, indicó a Metro que próximamente emitiría unas declaraciones en reacción a la resolución de la sala especial del Tribunal Supremo que optó por no llevar al pleno la controversia. El pasado comisionado electoral de la Pava, Gerardo “Toñito” Cruz, presentó la semana pasada un recurso de certiorari antes de abandonar el cargo.

Contra Rosselló Nevares todavía pesa una investigación en el Departamento de Justicia, que evalúa si tanto él como la ex primera dama, Beatriz Rosselló, cometieron delitos electorales y perjurio al participar de eventos electorales como votantes ausentes mientras estaban domiciliados en el estado de Virginia.