Empresas operarán 24 horas por la crisis en cadena de suministro


(CNN) — La Casa Blanca trabajará con las partes interesadas del sector privado en un «sprint de 90 días» para ayudar a aliviar los cuellos de botella de la cadena de suministro, un problema que ha provocado un aumento de los precios para los consumidores y ha ralentizado la recuperación económica mundial de la pandemia de covid-19.

La Casa Blanca, que subraya que muchos de los puertos y empresas con los que está trabajando para ayudar a abrir los cuellos de botella de la cadena de suministro son del sector privado, anunció que algunas entidades pasarán a operar 24 horas al día, 7 días a la semana, para ayudar a solucionar los retrasos en el transporte marítimo.

El Presidente Biden se reunirá con altos funcionarios y partes interesadas para discutir los esfuerzos colectivos para abordar los cuellos de botella en la cadena de suministro del transporte mundial y luego pronunciará un discurso este miércoles.

«La cadena de suministro está esencialmente en el sector privado, por lo que necesitamos que el sector privado ayude a resolver estos problemas», dijo un alto funcionario de la administración antes de los anuncios.

El puerto de Los Ángeles pasará a prestar servicio 24 horas al día, 7 días a la semana, y el puerto de Long Beach ya trabaja las 24 horas del día. Estos dos puertos gestionan el 40% del tráfico de contenedores de Estados Unidos.

¿Qué ocurre con la cadena de suministros en el mundo? 2:59

El funcionario también dijo que tres de los mayores transportistas de mercancías del país, Walmart, FedEx y UPS, se comprometerán a pasar a operar las 24 horas del día.

«Al dar estos pasos, están diciendo al resto de la cadena de suministro: ustedes también tienen que moverse. Vamos a dar un paso adelante», dijo el funcionario, añadiendo que la Casa Blanca espera que estas empresas motiven a otras a seguir su ejemplo.

Una medida de corto plazo

Los funcionarios también dijeron que el gobierno federal está trabajando con los DMV estatales para ayudar a aumentar la emisión de licencias de conducir comerciales en un esfuerzo por aumentar el número de conductores de camiones en el país. Añadieron que la Casa Blanca espera que las industrias de transporte de mercancías por camión y ferrocarril también amplíen sus horarios.

El funcionario advirtió, sin embargo, que incluso con soluciones a corto plazo, las industrias que afectan a la cadena de suministro están algo desfasadas y pidió la aprobación de la agenda de infraestructuras del presidente Biden para abordar realmente los problemas.

«Para ser claros, no importa lo que hagamos a corto plazo, en última instancia tenemos un problema de capacidad de nuestros puertos, nuestro ferrocarril de carga, nuestras carreteras y puentes. Sencillamente, gran parte de las infraestructuras de transporte marítimo y de mercancías se construyeron hace décadas o incluso generaciones, y los estadounidenses importan y exportan mucho más de lo que lo hacían entonces», dijo el funcionario.

«El gobierno federal será un socio fuerte y dispuesto en este esfuerzo a corto plazo, pero también en la reconstrucción de un sistema mejor para el siglo XXI», añadió.

Cambio en la demanda que afecta a la cadena de suministro

La Casa Blanca argumentó que una de las razones de las interrupciones en la cadena de suministro se debe al aumento de la demanda, ya que los hábitos de compra de los consumidores han cambiado a lo largo de la pandemia.

«Como resultado, lo que hemos visto es una enorme demanda de bienes a través de nuestro sistema de transporte de la cadena de suministro. Gran parte de esto se debe a que las compras se realizan más en línea, lo que tiene mayores implicaciones, por supuesto, para la importación y para el almacenamiento y otros factores a lo largo de nuestra cadena de suministro», dijo el funcionario.

Pero el funcionario también señaló el componente global de los cuellos de botella en la cadena de suministro, incluidos los puertos y las fábricas mundiales que cerraron en algunos momentos durante la pandemia, limitando la capacidad de las empresas y los consumidores para obtener sus productos. El funcionario dijo que esa es una de las razones por las que EE.UU. está trabajando para compartir vacunas con el resto del mundo.

«Si podemos estabilizar la pandemia, sabemos que tendrá un impacto positivo en las cadenas de suministro mundiales para una economía beneficiosa», dijo el funcionario.

Asistentes previstos a la mesa redonda del miércoles. (Lista actualizada al martes por la noche).

  • Gene Seroka, director ejecutivo, Puerto de Los Ángeles
  • Mario Cordero, director ejecutivo, Puerto de Long Beach
  • Willie Adams, presidente internacional, ILWU
  • James Hoffa Jr., presidente general, Teamsters
  • Greg Regan, presidente, Departamento de Oficios del Transporte, AFL-CIO
  • John Furner, presidente y director general de Walmart U.S.
  • Dr. Udo Lange, presidente y CEO, FedEx Logistics
  • Nando Cesarone, presidente, Operaciones en EE.UU., UPS
  • Brian Cornell, presidente del Consejo de Administración y Director General de Target
  • KS Choi, presidente y director general de Samsung Electronics North America
  • Matt Shay, presidente y CEO, National Retail Federation
  • Peter Friedman, director ejecutivo, Agriculture Transportation Coalition
  • Chris Spear, presidente y director general, Asociación Americana de Camiones
  • Ian Jeffries, presidente y director general de la Asociación Americana de Ferrocarriles
  • Suzanne Clark, presidenta y directora general de la Cámara de Comercio de EE.UU.
  • Geoff Freeman, presidente y director general de la Asociación de Marcas de Consumo
  • Jim McKenna, presidente y director general de la Asociación Marítima del Pacífico