LUMA Energy planteará objeciones ante el Tribunal de Primera Instancia tras no ha lugar del Supremo


LUMA Energy indicó que levantará “objeciones” en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan luego de que el Supremo declaró no ha lugar a una solicitud de una segunda reconsideración para detener la entrega de unos documentos sobre sus operaciones pedidos por la Cámara de Representantes.

“LUMA tendrá la oportunidad de levantar sus defensas y objeciones cuando el caso se reanude ante el Tribunal de Primera Instancia y confía que la justicia prevalecerá”, informó la empresa a través de declaraciones escritas.

El consorcio sostuvo que, si bien no acostumbran a reaccionar a decisiones tomadas sobre litigios activos, sí quiere aclarar la información divulgada “debido al amplio esfuerzo de ciertos grupos que se oponen a la transformación del sistema eléctrico y a las caracterizaciones erróneas que se han hecho”.

En su comunicación, LUMA Energy planteó que el Tribunal de Primera y el Supremo rechazaron atender sus cuestionamientos sin antes escuchar su postura.

“Los méritos de las objeciones de LUMA serán dilucidados cuando el caso regrese al Tribunal de Primera Instancia”, lee el escrito. “

“El Tribunal de Primera Instancia no atendió los planteamientos jurisdiccionales y procesales bien fundamentados de LUMA. Ambos, el Tribunal de Apelaciones y el Tribunal Supremo, optaron por no revisar estos asuntos en esta etapa de los procedimientos. Ahora el caso regresa al Tribunal de Primera Instancia”, abundaron. “Ninguna compañía debiera ser forzada a revelar la identidad y salarios de sus empleados, secretos de negocio, información sensitiva de la operación y de infraestructura ausente un objetivo legislativo legítimo; aún más, sin cumplir con las leyes aplicables y el debido proceso de ley al solicitar la información. El mensaje que esta investigación envía es que, si la reputación y misión de una compañía y sus empleados debe ser destruida por ganancia política, así será. Esto es contrario al interés de la transformación del sistema eléctrico”, agrega.

El pasado 13 de septiembre, LUMA Energy presentó su segunda solicitud de reconsideración, luego de que el Alto Foro declaró no ha lugar una primera petición para no entregar la información pedida por el cuerpo legislativo.

“Examinada la segunda solicitud de reconsideración, no ha lugar. Aténgase a lo resuelto por este tribunal”, lee la resolución del Tribunal Supremo. El caso fue atendido por el panel compuesto por la jueza presidenta Maite Oronoz y los jueces Mildred Pabón Charneco, Edgardo Rivera García y Luis Estrella Martínez.

LUMA alega que la Cámara carece de legitimación activa para pedir la información en disputa y que “una parte significativa” de los requerimientos del cuerpo legislativo descansan en una investigación legislativa que ya culminó. Asimismo, afirma que 10 de los requerimientos descansan en “una investigación genérica que derrota las limitaciones estatutarias y constitucionales del Poder Legislativo”.

“El saldo neto de que esta curia no intervenga en esta etapa es sujetar a un investigado a tener en su contra una orden judicial de incumplimiento dictada sin jurisdicción y quedar como un simple observador mientras un demandante que pretende representar a una cámara legislativa sin autoridad para ello mueve todo un aparato judicial sancionador en su contra”, se indica en la solicitud de segunda reconsideración.