Narcos mexicanos “inyectan” metanfetaminas a Europa

Europa ve más metanfetamina, con “ayuda” del narco mexicano


Bruselas.— La producción y el tráfico de metanfetamina registran niveles nunca antes vistos en Europa, como consecuencia de la colaboración entre organizaciones criminales locales y el narco mexicano, sostiene el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT).

En su informe anual publicado este miércoles, señala que antes y durante la pandemia, la delincuencia mexicana involucrada en el negocio clandestino de esta sustancia ilícita dejó rastro en Alemania, Austria, Bélgica, Holanda, España y naciones del este de Europa.

Esta actividad delictiva supone un desafío creciente, así como una amenaza adicional a la problemática de drogas europea debido a que podría alterar los patrones internos de consumo.

El reporte sostiene que históricamente el uso de metanfetamina en Europa se ha limitado a la República Checa, y más recientemente en Eslovaquia, países que registran los mayores índices de daños por este consumo.

Leer también: ONU teme epidemia de metanfetaminas en México

Sin embargo, debido a los cambios en la producción y el tráfico, existe el riesgo de que el consumo de esta droga se dispare en el resto de Europa.

“Estos cambios están vinculados a colaboraciones entre grupos criminales europeos y mexicanos”, sostiene el OEDT.

Cada vez son más los laboratorios descubiertos en suelo europeo. En 2019 fueron desmantelados 370 laboratorios clandestinos, de los cuales 267 estaban especializados en la producción de metanfetaminas. En 2020 se encontraron 32 tan solo en Países Bajos.

También los centros de producción son más grandes y más sofisticados. En 2019 las plantas clandestinas más grandes fueron descubiertas en Bélgica (tres) y Holanda (nueve), “en algunas ocasiones involucrando grupos europeos y mexicanos”.

Leer también: FBI creó app para mensajes encriptados que usaba el crimen organizado

Simultáneamente ha ido creciendo el tráfico de metanfetamina mexicana a través de la Unión Europea con destino a otros mercados, particularmente Asia, Medio Oriente y Oceanía.

Los Estados de la Unión decomisaron en 2019 un total de 2.9 toneladas de metanfetamina, por encima de las 0.6 toneladas confiscadas el año previo. España en solitario confiscó 1.6 toneladas procedentes de México, en tanto que Eslovaquia reportó la intercepción de 1.5 toneladas de metanfetaminas originarias de México en 2020.

En 2019, también Austria y Alemania informaron sobre envíos postales aéreos con metanfetamina procedente de México.

La organización con sede en Lisboa sostiene que España, Eslovaquia y Bélgica identifican a “México como un importante país de origen de la metanfetamina incautada desde 2017”.

Leer también: ANOM: la operación policial que utilizó una app secreta para infiltrar a 300 grupos criminales en 100 países

El director del OEDT, Alexis Goosdeel, alerta que la situación podría complicarse aún más como resultado del legado de pandemia de Covid-19.

“Una de las grandes preocupaciones es que ante la recesión económica, mucho mayor que la que tuvimos en 2008, existe el potencial de que la metanfetamina se haga disponible en Europa para los clientes más vulnerables. Es un riesgo real que no se puede subestimar”.

El nivel de pureza de la metanfetamina disponible en territorio europeo varía de 16% a 94%, y está disponible en forma de polvo y cristal. Algunos subgrupos, principalmente aquellos participes del fenómeno chemsex o sexo químico, suelen inyectar o fumar la droga.

En 2019 había 9 mil 200 personas recibiendo tratamiento especializado por su consumo, 4 mil 500 de ellas por vez primera. República Checa, Alemania, Eslovaquia y Turquía, concentran el 90% de los consumidores problemáticos.

Leer también:  Sexo y drogas, una relación peligrosa

El Informe Europeo sobre Drogas 2021: Tendencias y novedades, además resalta el aumento de la potencia en el cannabis disponible en el mercado europeo, así como la pureza de la cocaína que circula por las calles comunitarias.

Las incautaciones de cocaína en 2019 escalaron a 213 toneladas, por encima de las 177 del año anterior. Los datos preliminares sobre incautaciones en 2020 indican que la disponibilidad no disminuyó durante la pandemia.

El Covid-19 tampoco frenó la aparición de nuevas drogas, 46 emergieron en la UE el año pasado, ni la actividad de la delincuencia organizada, por el contrario, los confinamientos aceleraron la transición del comercio de sustancias ilícitas al mercado digital.

En cuanto al consumo, la pandemia provocó que haya pasado de la vida nocturna a la vida de casa, al tiempo que sustancias menos populares tomaron fuerza, como los alucinógenos, la ketamina y el GHB.

Leer también: 

Alexis Goosdeel afirma que ante este desafío, no hay solución pronta y única. Se requiere de las políticas de drogas adaptadas a la nueva realidad, en la que el consumidor no es más aquel que se consideraba marginado, hoy es distinto, usa comunicaciones inteligentes para acceder a su producto favorito.

“Se requiere del balance apropiado, combinar la salud pública y aplicación de la ley con la salud pública”. Sostiene que es como el yin y yang, en el que si empujas una política únicamente en una dirección sólo conduce al “escenario destructivo”.