Navalny, Áñez y las mujeres afganas, candidatos al Sajárov





El Parlamento Europeo ha anunciado este jueves los candidatos al premio Sájarov a la libertad de conciencia. Se trata del opositor ruso Alexéi Navalny, a propuesta del Partido Popular Europeo y los liberales de Renew, la expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, por parte de los conservadores, y de las mujeres afganas, propuestas por socialdemócratas y verdes.

El ganador se decidirá el 21 de octubre. En años anteriores la Eurocámara otorgó el galardón a la oposición democrática en Bielorrusia (2020), la oposición venezolana (2017), Malala Yusafazi (2013) o varios protagonistas de la Primavera Árabe, en 2011.

Navalny, símbolo de la oposición a Putin

Navalny es uno de los activistas más destacados por los derechos humanos en Rusia y contra el Gobierno de Putin, y cuenta con millones de seguidores en su blog Live Journal. Fue envenenado en el verano de 2020 en Siberia y tras recuperarse en Alemania, fue detenido en enero de 2021 al volver a Moscú. Tras su mediático juicio fue sentenciado a dos años y medio de prisión.

Para protestar contra la falta de cuidado médico en la colonia penitenciaria de alta seguridad donde cumple condena, llevó a cabo una huelga de hambre de 24 días. Un tribunal ruso prohibió en junio de 2021 las oficinas regionales de Navalny y su fundación anticorrupción, mientras que las protestas por su liberación han marcado la vida política en Rusia este último año.

Áñez, protagonista de la crisis que terminó con la presidencia de Morales

Jeanine Áñez se convirtió en un símbolo de la crisis institucional que terminó con la presidencia de Evo Morales en Bolivia, en 2019. Morales dimitió tras ganar las elecciones entre acusaciones de fraude electoral y Áñez, entonces senadora de la oposición, fue nombrada presidenta interina. 

Esta abogada de 53 años se convertía en la segunda mujer en llegar al poder en Bolivia, aunque su mandato duró muy poco. Se repitieron las elecciones, que perdió frente al candidato del partido de Morales, y en marzo de este año fue detenida por «sedición y terrorismo». Actualmente sigue en prisión.

En su nominación, propuesta por los conservadores, destacan a Áñez como «símbolo de la represión contra los disidentes y la vulneración del proceso judicial justo y del Estado de derecho en América Latina».

Detenida la expresidenta de Bolivia Jeanine Añez

Las mujeres afganas, por su «valentía para luchar por la igualdad»

Otro símbolo indiscutible de la actualidad de este año han sido las mujeres afganas. La llegada al poder de los talibanes ha supuesto que, como en el anterior régimen integrista, «las mujeres vuelven a estar excluidas del gobierno y la educación y sus derechos y libertades se ven amenazados», según la Eurocámara.

Proponen entregar el premio a un colectivo formado por 11 mujeres, entreellas activistas, feministas, periodistas o cineastas. Entre ellas está, por ejemplo, Zarifa Ghafari, la primera alcaldesa de una ciudad afgana.

Su nominación destaca su «valentía para luchar por la igualdad y los derechos humanos», tras haberse mostrado públicamente muchas de ellas en contra del régimen talibán, con el peligro que ello conlleva.

Han quedado fuera otras opciones, como la candidatura de la activista saharaui Sultana Jaya, propuesta por el grupo de La Izquierda en el que se integra Unidas Podemos. Jaya lleva más de 300 días en arresto domiciliario y ha denunciado maltrato y vejaciones, según ha denunciado la eurodiputada de la formación morada, Idoia Villanueva.