Secretario de Hacienda defiende el proceso contra supuesto evasor contributivo y propietario de lujosos vehículos


Mientras la representación legal de Luis Benítez Avilés presentaba una demanda y una moción en el caso criminal que enfrenta su cliente, imputado de evasión contributiva y contra quien pesa una orden de embargo por varios vehículos de lujo, el secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea, reafirmó la legalidad de las acciones que han tomado tanto el Departamento de Justicia como la agencia que dirige.

“El gobierno se va a defender en los foros correspondientes. Sin embargo, para los medios de este país, una revisión básica de la página de internet del IRS (Servicio federal de Rentas Internas), y ven esos comunicados de parte de la División de Delitos Criminales del IRS, se darán cuenta que son bien similares al enfoque que le hemos dado tanto el Departamento de Justicia como el Departamento de Hacienda. Una mera revisión bien básica ayudaría a aclarar ese asunto”, sostuvo Parés Alicea.

En la tarde de hoy, el licenciado Edwin Prado presentó, a nombre de Benítez Avilés, una “moción solicitando citación de testigo hostil de la defensa” contra el secretario de Hacienda.

En el recurso, la defensa de Benítez Avilés argumentó que el Departamento de Hacienda había infringido los derechos constitucionales de su representado al no notificarle de la pesquisa que llevaba en su contra y solicitó que se cite a Parés Alicea a la vista preliminar del 13 de octubre.

Te recomendamos:

Entre los señalamientos que se presentan en la moción se destaca que Parés Alicea divulgó a los medios “información confidencial” del contribuyente, de manera contraria al Código de Rentas Internas.

“Privaron al imputado de recibir un trato digno, considerado e imparcial, como lo establece la Carta de Derechos del Contribuyente”, sostiene la moción.

Paralelamente, Benítez Avilés presentó otro recurso con una petición de mandamus, solicitud de sentencia declaratoria y demanda de impugnación de deficiencia contributiva contra el titular de Hacienda y el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli.

Mediante el mandamus, se busca que Parés Alicea “cumpla con su deber ministerial de garantizar la confidencialidad de información personal del señor Benítez”, mientras que la sentencia declaratoria, entre otros remedios, pide que se detenga el proceso de embargo de bienes contra Benítez Avilés y se declare inconstitucional “la interpretación y el uso del secretario al estatuto de Tasación de Contribución en Peligro”.

Asimismo, se solicitó al Tribunal de San Juan que paralice la impugnación de la notificación de deficiencia contributiva hasta que finalice el proceso criminal contra Benítez Avilés, quien tiene a su nombre varias compañías de construcción.

“La tasación en peligro es una sección que existe en Puerto Rico y en Estados Unidos. Hay casos contributivos a nivel federal que se han resuelto a favor de la tasación en peligro. La tasación en peligro también le garantiza un debido proceso de ley a los contribuyentes. Las órdenes de embargo también tienen un proceso, un régimen administrativo de reclamo de parte de los contribuyentes. Los gravámenes son públicos. Es de interés público saber las denuncias en cuanto a casos de evasión contributiva. Por eso el ministerio público lo lleva, por eso se llama ministerio público y las denuncias son públicas y el gobierno lleva el caso a nombre del pueblo de Puerto Rico”, subrayó Parés Alicea en una rueda de prensa previo a que Prado radicara la moción y la demanda en el Tribunal de San Juan.

“Los reclamos que hagan abogados en la palestra pública pues es decisión de ellos. En la biblioteca del Departamento de Hacienda bajé y miré los libros de casos contributivos y una mera revisión de uno de esos libros presenta un sinnúmero, miles de casos, donde se divulga información específica de las controversias contributivas”, añadió el jefe de Hacienda.

Según Hacienda y Justicia, agencia que presentó cinco cargos criminales, Benítez Avilés ha dejado de reportar más de $7 millones en ingresos. Como parte del proceso, el Departamento de Hacienda emitió una orden de embargo contra varios vehículos lujosos de su propiedad, valorados en $1.3 millones, entre los que se cuentan un Ferrari, un Lamborghini, un Mercedez Benz, una Land Rover Rage y un Chevrolet Camaro.

“Sabemos que la guerra contra la evasión contributiva va a ser fuerte. Sabemos que hay detractores, que pretenden no cumplir con su responsabilidad contributiva y el Departamento de Justicia y el Departamento de Hacienda están listos para responsabilizar a aquellas personas que no han cumplido con su responsabilidad contributiva”, sostuvo Parés Alicea.