Senadores piden a Blinken que atiendan el «síndrome de la Habana»


(CNN) — Un grupo bipartidista de senadores pidió al secretario de Estado Antony Blinken que designe a un nuevo funcionario de alto nivel para dirigir los esfuerzos del Departamento de Estado para hacer frente a los continuos «incidentes sanitarios anómalos», también conocidos como «síndrome de La Habana», afirmando que los incidentes reflejan «una amenaza significativa y total para nuestra seguridad nacional».

Los legisladores, encabezados por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez, el miembro republicano de mayor rango, Jim Risch, y la senadora demócrata Jeanne Shaheen, dijeron que «están extremadamente alarmados por el hecho de que los informes sobre estos incidentes sigan en aumento».

«Creemos que esta amenaza merece el más alto nivel de atención por parte del Departamento de Estado, y seguimos preocupados por el hecho de que el Departamento de Estado no esté tratando esta crisis con la necesaria atención de alto nivel que requiere», escribieron.

«Además, aunque se han producido avances, seguimos escuchando la preocupación de que el Departamento no se está comunicando ni respondiendo suficientemente a los diplomáticos que han resultado heridos por estos ataques», escribieron. «También nos preocupa que el Departamento no esté suficientemente comprometido con los esfuerzos interinstitucionales para encontrar la causa de estos ataques, identificar a los responsables y desarrollar un plan para que rindan cuentas».

CNN contactó al Departamento de Estado para obtener comentarios.

Siguen apareciendo informes sobre funcionarios de Estados Unidos que padecen los misteriosos males de salud. Como informó CNN, más de una docena de funcionarios de EE.UU. que trabajan en la Embajada de Estados Unidos en Colombia y sus familiares han reportado síntomas consistentes con el «síndrome de La Habana» en las últimas semanas, según un funcionario de la administración y una fuente familiarizada con la situación.

Los legisladores pidieron a Blinken que nombre a un nuevo funcionario de alto nivel para dirigir los esfuerzos del Departamento de Estado para responder a los incidentes tras la salida de la embajadora Pamela Spratlen después de seis meses en el puesto.

«Es fundamental que este puesto lo cubra un funcionario de alto nivel directamente bajo su dirección. Es imprescindible que esta persona tenga la experiencia necesaria para relacionarse eficazmente con las personas afectadas y con las interagencias», escribieron.

La carta elogia al presidente Joe Biden por la aprobación de la Ley HAVANA, e insta a Blinken a que se priorice su «rápida implementación».

«Muchas víctimas han esperado la aprobación de esta legislación para recibir el tan necesario apoyo financiero y médico», señalaron. «La firma del presidente y el apoyo bipartidista que respalda la ley envía el mensaje inequívoco de que todas las personas afectadas deben tener acceso a las prestaciones y al apoyo financiero. Le pedimos que implemente rápidamente estas disposiciones para garantizar que las víctimas de estos ataques reciban un acceso equitativo a la atención sanitaria y el tratamiento».

«Le debemos a nuestros diplomáticos agotar todos los esfuerzos para tratar de garantizar una recuperación completa», dijeron.

La carta también fue firmada por los senadores Marco Rubio, republicano de Florida; Ben Cardin, demócrata de Maryland; Chris Coons, demócrata de Delaware; Bill Hagerty, republicano de Tennessee; Tim Kaine, demócrata de Virginia; Brian Schatz, demócrata de Hawai; Cory Booker, demócrata de Nueva Jersey; y Mitt Romney, republicano de Utah.