Tras varias semanas, disminuyen las hospitalizaciones y los ingresos a terapias intensivas por COVID-19 en Florida


Una mujer se realiza un test rápido de coronavirus (Foto: EFE)

La cuarta ola del COVID-19 en la Florida ha pegado fuerte, con muchos contagios, un alza importante en las hospitalizaciones y un incremento en los casos graves. Pero los últimos números son positivos. Con una tendencia a la baja que comenzó hace diez días, el domingo se reportó que en el estado hay 11.701 personas hospitalizadas con COVID-19, según el departamento de salud y servicios humanos, que se basa en los datos de 259 hospitales estatales.

Si bien es aún un número alto, son 521 personas menos que el sábado y 950 personas menos que el viernes anterior. En porcentajes, para el domingo, los pacientes de COVID constituían el 20,06% del total de personas hospitalizadas en el estado. El día anterior eran el 20,75 por ciento.

Dentro de los más de 11 mil internados en hospitales con COVID, 2,828 están en terapias intensivas. También esta métrica está mejorando, ya que el sábado eran 2.885. Para ponerlo en perspectiva de porcentajes, bajó de ser un 43,58% de las camas de terapia intensiva en el estado a un 43,22% en un solo día.

Aunque es muy pronto para que las autoridades declaren que Florida está fuera de la zona de peligro con el COVID, el hecho de que los últimos diez días hayan sido a la baja indica el primer patrón positivo en los últimos dos meses.

La cifra que se desconoce es la de fallecidos por COVID-19, puesto que el estado decidió no otorgar esa cifra diariamente. El último dato al respecto que se conoce es que en el último mes murieron 969 personas a consecuencia del virus en el estado. El 57% de estos fallecidos perecieron durante las últimas dos semanas.

Vista de la apliación de una vacuna contra la covid-19 en Coral Gables, Florida, en una imagen de archivo. EFE/Cristóbal Herrera
Vista de la apliación de una vacuna contra la covid-19 en Coral Gables, Florida, en una imagen de archivo. EFE/Cristóbal Herrera

Según se animan a teorizar algunos expertos, Florida ya ha tenido su pico con la variante Delta, y tal como ocurrió con otros picos (como el pasado invierno, que en el hemisferio norte fue en enero), tras dos meses el número de casos empieza a disminuir.

Entre el aumento en el porcentaje de personas vacunadas, más aquellos que se contagiaron y superaron el virus generando más anticuerpos, la población comienza a volverse más fuerte ante el virus.

En la Florida, hasta el día de hoy, se han administrado 25,8 millones de dosis de la vacuna contra el COVID 19, con un total de 55 por ciento de la población general vacunado. En total en Florida, 3.442.090 personas se contagiaron del virus desde marzo de 2020, fecha en la que empezaron a contabilizarse los casos.

En condados como Miami-Dade, el más densamente poblado del estado, las cifras de vacunación son mejores que en estado. El 55 por ciento de la población general está vacunada, pero cuando se trata de poblaciones en particular, como los mayores de 65 años, el 99 por ciento ha recibido al menos una dosis de la vacuna.

Desde hace más de cuatro meses no hay restricciones para colocarse la vacuna en Florida. Toda personas, sin importar su estatus migratorio o lugar de residencia, que sea mayor de 12 años, puede inmunizarse en el estado sin necesidad de presentar ningún documento en específico.