Alarma en Reino Unido: detectado un brote de norovirus


Desde este pasado lunes 19 de julio, Reino Unido levantó muchas de las restricciones impuestas para frenar la expansión del coronavirus. Esta desescalada se atrasó un mes por el aumento de casos de la variante delta, que comprometió lo que llamaron como Freedom Day (Día de la libertad). Pero más allá de la pandemia, la Oficina de Salud Pública de Inglaterra (PHE) ha alertado del preocupante aumento de casos de norovirus.

Los casos asociados a este brote se han incrementado hasta los 154 desde finales del mes de mayo: esto es, el triple de los registrados en el mismo periodo en los últimos cinco años. Este aumento de contagios se está dando, según indica el estamento sanitario en un comunicado, en entornos educativos, especialmente en guarderías y centros de atención juvenil.

«El norovirus, comúnmente conocido como el virus de los vómitos de invierno, ha estado en niveles más bajos de lo normal a lo largo de la pandemia con menos oportunidad de propagarse entre las personas en la comunidad, pero a medida que las restricciones se han relajado hemos visto un aumento de los casos en todos los grupos de edad«, ha señalado el profesor Saheer Gharbia, director adjunto del Servicio Nacional de infecciones del PHE.

Síntomas del norovirus

De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, se trata de un virus que es altamente contagioso. Se suele manifestar en forma de gastroenteritis, mientras que los síntomas principales que aparecen entre quienes lo contraen son los vómitos, la diarrea, náuseas y dolor estomacal. También se puede desarrollar fiebre alta y dolor en las extremidades.

Lo habitual es que los síntomas aparezcan entre las 12 y las 48 horas después del contagio, llegando a durar de uno a tres días. De forma general afecta en mayor medida a las personas mayores, aunque también a los niños. De forma similar a la COVID-19, se contagia de forma fácil y hay quien lo pasa de forma asintomática. La forma de contagio suele ser mediante el contacto con superficies o por la ingesta de alimentos contaminados con el virus. Pero no son las únicas vías, sino que también se contrae por la interacción social.

De hecho, el PHE avisa que los casos pueden aumentar debido a la relajación de medidas contra el coronavirus. «La actividad de los norovirus ahora está aumentando y es posible que se observen aumentos inusuales o fuera de temporada en los próximos meses después de una mayor flexibilización de las medidas de control de la COVID-19″.